El Premio Fomentor de las Letras 2022, un reconocimiento internacional que distingue el conjunto de la obra de un autor, llega mañana desde Mallorca a Canarias para ser entregado a la escritora rusa abocada a la ficción, los cuentos infantiles y a obras de teatro Liudmila Ulítskaya, cuyos libros fueron traducidos en más de quince países.

Ulítskaya se encuentra desde marzo de 2022 exiliada en Berlín a causa de la guerra entre su país y Ucrania. Para ella, el premio simboliza "un soplo de aire, un soplo de luz, tal vez incluso un soplo de esperanza, en un espacio que ayer todavía estaba vivo y era familiar, y que en un instante ha perdido sus contornos".

La escritora rusa agradeció a la Fundación Fomentor "la evaluación tan elevada" de su trabajo y confesó: "Debo admitir que nunca esperé ver mi nombre en un entorno literario tan espléndido. ¡Gracias!".

Ulítskaya, que recibe 50.000 euros por este premio, nació en 1943 en los Urales y se graduó de la Universidad de Moscú con una Maestría en Biología. Aunque trabajó en el Instituto de Genética como científica, poco antes de la Perestroika se convirtió en directora de repertorio del Teatro Hebreo de Moscú y se desempeñó también como guionista. Su primera aparición en el escenario literario fue en la década de 1990 con la publicación de varias colecciones de cuentos coloridos y detalles psicológicos.

En esta edición 2022 el jurado estuvo integrado por Elide Pittarello, Marta Rebón, Gustavo Guerrero, Enric Bou y el director de la Fundación Formentor, Basilio Baltasar, quienes destacaron el papel de Ulítskaya como heredera de la tradición narrativa de Rusia y cómo "ha actualizado con su enérgica prosa el legado de una formidable destreza novelesca".

Asimismo, el jurado destacó que con "su ética de la responsabilidad caritativa está anclada en un inminente y cercano sentido de lo sagrado. Una dimensión que se desliza en las vidas cotidianas de los seres humanos y da forma a la conciencia de una secreta lucidez".

El galardón, que el año pasado fue para el argentino César Aira, será entregado en un acto a realizarse mañana en Las Palmas de Gran Canaria, donde también se celebrarán las Conversaciones Literarias, el 24 y 25 de septiembre. Todos los actos se realizarán en el Gran Hotel Santa Catalina de la ciudad.

Como adelantó a Europa Press el director de la Fundación Formentor -institución impulsora del evento-, Basilio Baltasar, que el premio aterrice en tierras africanas implica "una ocasión para acoger nuevos lectores y celebrar de nuevo el gran juego de la literatura".

Sobre la ganadora de este año, autora de quince libros de ficción, Baltasar señaló que, aunque "hasta ahora casi estaba desapercibida en España, ha despertado una oleada de interés, curiosidad y atención". "Esta debería ser la obligación de un premio literario. Ayudarnos a descubrir autores y a leer su gran obra literaria", apuntó.

Anteriormente, la escritora ha recibido, entre otros, el Premio Médicis Extranjero (1996) por Sóniechka; Premio Giuseppe Acerbi (1998) por 'Sóniechka'; Premio Booker ruso en (2001) por 'El caso de Kukotski' y fue finalista del Premio Booker Internacional (2009).

El propósito del Premio Fomentor es "contribuir a fomentar el buen gusto, reconocer la inteligencia artística de los escritores y contribuir a la docta tradición de la Europa ilustrada". Se convocó por primera vez en 1961 y se recuperó en el 2011. Durante este período, lo recibieron Jorge Luis Borges, Samuel Beckett, Carlos Fuentes, Ricardo Piglia y Javier Marías, entre otros. (Télam)