La escritora española Marta Barrio ganó el XVII Premio Tusquets Editores de Novela con "Leña menuda" que, según el fallo por unanimidad del jurado que se conoció hoy, es un relato "sobrecogedor y sorprendentemente maduro sobre la experiencia dramática de una joven y su maternidad inesperadamente frustrada".

Se trata, según el comunicado difundido por la editorial, de un relato que "mantiene en todo momento un difícil equilibrio entre el dolor y la fortaleza de no dejarse arrastrar por una pérdida prematura" y considera que el premio para Barrio es "la confirmación de una nueva voz con todo un futuro por delante".

"Leña menuda" recrea la vida de una “joven que vive con ilusión desbordada la confirmación de su embarazo”. Relata los planes de la protagonista junto con su pareja para adaptar la casa al nuevo hijo, elegir el nombre e imaginarse la vida con él. Pero una mañana ocurre un pequeño incidente camino del trabajo: en un atajo por un parque, la sorprenden unos perros que la derriban antes de que la dueña pueda contenerlos. En el hospital, confirman que el embarazo sigue su curso normal, pero un doctor experimentado ve algo en las ecografías que debería haberse detectado antes.

Marta Barrio García-Agulló nació en New Haven en 1986 y trabaja como editora. Es licenciada en Filología Hispánica y en Estudios de Asia Oriental por la Universidad Autónoma de Madrid y cursó un Máster en Edición en la Universidad de Salamanca-Santillana. Su primera novela, "Los gatos salvajes de Kerguelen" (2020), fue finalista del Premio Memorial Silverio Cañada en la Semana Negra de Gijón.

El jurado, presidido por la escritora española Almudena Grandes, también estuvo integrado por Antonio Orejudo, Eva Cosculluela, Bárbara Blasco, ganadora en su anterior convocatoria, y, en representación de la editorial, Juan Cerezo.

El premio Tusquets de novela, al que en esta oportunidad se presentaron 778 manuscritos, tiene el patrocinio del Fondo Antonio López Lamadrid, constituido en la Fundación José Manuel Lara, y el galardón consiste en una estatuilla de bronce diseñada por Joaquín Camps y en un anticipo sobre derechos de autor de 18.000 euros. (Télam)