El escritor Javier Cercas desestima la importancia de que "Independencia", su reciente obra, sea o no una novela policial y asegura que "quien crea que la novela policial es literatura menor no sabe lo que es la literatura. No hay formas menores o mayores. En el fondo hay dos tipos de novelas: las buenas y las malas, todo lo demás es verborrea".

"Todas mis novelas son policiales porque siempre hay un enigma por resolver", define para desentenderse de los encasillamientos.

-T: ¿Qué ocurrió para que creara esta superstición según la cual la buena literatura es minoritaria y de catatumbas?

-J. C: En la segunda parte del siglo XIX se produjo una disociación entre los escritores y la sociedad en la que vivían. Flaubert, Baudelaire despreciaban una sociedad mercantilista, preocupada por el dinero.. Y es una reacción lógica y comprensible para la época pero llevó a esta superstición de que solo la literatura minoritaria es buena. Y esto nunca ha sido así.

"El Quijote" era un libro enormemente popular por supuesto despreciado por los intelectuales de la época, Shakespeare también, Dickens, Balzac...Incluso los poetas. Lord Byron era tan famoso como Paul McCartney.

Es absurdo decir que solo la literatura popular es buena, pero creo que lo mejor que le puede pasar a la literatura es volver a ser popular. Para que eso suceda, los escritores tenemos que volver a decir las cosas importantes. No creo que ni el cine, ni las redes, ni la tele sean competidores. La literatura es un placer y una forma de conocimiento.

Por eso, cuando alguien me dice que no le gusta leer, me sale darle el pésame porque es como si no le gustara el sexo. La literatura es una forma de vivir más rica, más compleja y más interesante. Y eso es insustituible. (Télam)