Luego de que el Festival de Angulema, el encuentro de cómic más importante del mundo, cancelara la retrospectiva del ilustrador francés Bastien Vives anunciada para la edición de este año, a fines de enero, la Justicia de Francia abrió una investigación para esclarecer las acusaciones contra el artista por apología de la pedofilia, la pederastía, el incesto y la violación, surgidas del contenido de una reconocida obra artística.

La investigación, a cargo del área de protección de menores, se centra en Vivès y las editoriales Glénat y Les Requins Marteaux que publicaron tres de las obras cuestionadas, informó la agencia denoticias AFP, donde hay "representaciones de menores en situaciones sexualmente explícitas, de indudable carácter pornográfico".

"La Décharge mentale" y "Petit Paul" (2018) muestra abiertamente relaciones sexuales entre menores y adultos, en tanto que en "Les melons de la colère" (2011) una menor, Magalie, es objeto de agresiones sexuales y violaciones reiteradas.

La organización Frente al incesto ya había pedido en 2018 la retirada del cómic de "Petit Paul" de la venta, si bien la fiscalía de Nanterre archivó su demanda en febrero de 2019 diciendo que no había incurrido en delito alguno.

En tanto que a finales de diciembre la Fundación para la Infancia presentó una denuncia ante la fiscalía, tras la polémica sobre la retrospectiva consagrada al dibujante en Angulema, que finalmente se canceló las "amenazas" que recibieron tanto el artista como los organizadores del evento que se celebrará del 26 al 29 de enero.

También en diciembre se había lanzado una petición en línea contra la exposición que había conseguido más de 100.000 firmas.

Con 38 años y una extensa trayectoria en el mundo de la ilustración, Vives pidió disculpas en diciembre último a través de su cuenta de Instagram, donde posteó que "en ningún momento" quiso "herir a las víctimas de crímenes y abusos sexuales" y condenó la pederastia, así como su "apología y banalización".

"El sabor del cloro recibió", otra obra suya de 2008, había sido premio revelación de Angulema, mientras que "Una hermana" (2017), sofisticado comic o suerte de manga a la francesa sobre el despertar sexual de un chico de 13 años con una joven de 17 que fue adaptada al cine como "Falcon Lake". Además fue el responsable de la recuperación del Corto Maltés para el sello Océan noir, en 2021.

El autor parisino estudió en la prestigiosa escuela de animación de Les Gobelins y es editado por Casterman, un sello icónico de historietas que pertenece a otor sello icónico, al gigante francés Gallimard.

Los organizadores del Festival habían señalado, antes de cancelar la retrospectiva que iba a llamarse "Dentro de los ojos de Bastien Vivès", que "la obra de Bastien Vivès, en su conjunto, está dentro del ámbito de la libertad de expresión" y "corresponde a la ley trazar los límites en este ámbito y a la justicia velar por su respeto", ha indicado la organización en un comunicado. (Télam)