Con la publicación de "El amor es una cosa extraña", este mes se dieron a conocer tres novelas póstumas de Hebe Uhart (1936-2018), escritas por la narradora entre fines de la década del 80 y principios de los 90 y descubiertas después de su muerte en su departamento del barrio porteño de Almagro.

Al cuidado de Pía Bouzas y Eduardo Muslip, el sello Adriana Hidalgo lanzó en marzo esta trilogía de novelas inéditas compuesta por los títulos "Beni", "Leonilda" y "El tren que nos lleva", tres historias que según adelantan desde la editorial "están atravesadas por la violencia política de los años setenta. Pero no son historias clásicas ‘de dictadura’. Estas novelas quedaron a la espera de un tiempo que tal vez sea el nuestro".

El libro que reúne la tres novelas póstumas llega después de la publicación de las "Crónicas Completas" -que se publicó en septiembre de 2020 por el mismo sello- con prólogo de la escritora Mariana Enríquez. En esa compilación, Uhart revela todos sus matices en el género, tanto en su observación de la cotidianidad como en sus viajes por el interior de la Argentina.

Nacida en 1936 en Moreno, provincia de Buenos Aires, Uhart estudió Filosofía en la Universidad de Buenos Aires; trabajó como docente, colaboró en distintos medios y es autora de la novela "Mudanzas" (1995), los libros de cuentos "Dios, San Pedro y las almas" (1962), "La gente de la casa rosa", "El budín esponjoso", "La luz de un nuevo día", "Del cielo a casa", "Turistas" y "Un día cualquiera".

En el año 2010, Adriana Hidalgo publicó una selección de su obra narrativa en el volumen "Relatos reunidos". (Télam)