La galería de arte Calvaresi, ubicada en el barrio de San Telmo, abre al público desde el jueves próximo la exposición "Bombonera", una puesta en escena audaz y peculiar que presenta, como si fueran bombones dentro de una caja, las piezas de diseño de reconocidos artistas como Edgardo Giménez, Ricardo Blanco, Daniel Basso y el Estudio Florida de arquitectura.

La sala de exposición de la galería se transforma en una suerte de caja de bombones, donde las piezas exhibidas se presentan como si fueran bombones, cada una destacándose por sus colores y formatos, y que a la vez forman parte de un conjunto que se presenta como "irresistible".

Se trata de obras realizadas por Edgardo Giménez, figura emblemática del arte pop; el arquitecto y diseñador Ricardo Blanco y el artista marplatense Daniel Basso en conjunto con el estudio de arquitectura Estudio Florida. La muestra cuenta con la curaduría de Daniel Basso y Estudio Florida.

"Al cabo de subir un piso, como en busca de un objeto preciado que está algo escondido, el público accede a la muestra Bombonera. Efectivamente, se produce la sensación de estar ingresando en una caja de bombones forrada en terciopelo azul. Más que lujo, diversión pop", dice el texto de sala escrito por la especialista María Sánchez.

El cruce entre arte y diseño se evidencia en estas piezas que están en el límite entre el arte y el diseño mobiliario, pero que son presentadas como arte para consumir, con una fuerte impronta pop, señalaron desde la galería.

En este juego pop, los "bombones de la muestra" son objetos de uso cotidiano como sillas, sillones, mesas y lámparas de creativos diseños, hiper presentes en una sociedad de consumo a la que aludía el movimiento pop-arte que inmortalizó el estadounidense Andy Warhol.

Se exhiben una serie de muebles diseñados por Ricardo Blanco, uno de los logros más significativos de la carrera de este destacado arquitecto y diseñador industrial, fallecido en el año 2017. Obsesionado por las sillas, uno de sus máximos objetos de pasión, estudio y orgullo, que volcó en múltiples diseños realizados en distintos materiales, el autor del libro "Sillopatía" editado por Editorial Argentina, dejó sentado el análisis de este objeto como “objeto de culto”, sobre todo para los diseñadores.

También se verá la silla amigable "Friendly", prototipo realizado originalmente por Blanco, para una serie diseñada formando una fila de asientos, que podrían ser filas de asientos de un teatro, y piezas como un centro de mesa realizado en 1983, como parte de una exposición propuesta para el Espacio Giesso.

Edgardo Giménez exhibe en la muestra la "Lámpara de acrílico con aro de néon", una pieza realizada en 1968, que se comercializó en Fuera de Caja, el local de diseño de Romero Brest, y el mueble tipo Cabinet, realizado en 1969, realizado a partir de volúmenes en orden decreciente y coronado con los rayos de acrílico, frecuentemente usados por el artista.

En tanto, el trabajo de Daniel Basso tiene un fuerte vínculo con diversas disciplinas como la arquitectura, el diseño gráfico, el diseño de interiores y hasta la repostería, que se integran en obras de un carácter personal e inconfundible donde también se vislumbran rasgos de la cultura de consumo. En este caso, junto con el estudio de arquitectura Estudio Florida, buscan recrear al popular macarrón francés, un tipo de galleta tradicional de la gastronomía de Francia e Italia, convirtiéndolo en este caso en un creativo mueble de asiento.

"Bombonera invita a una breve experiencia lúdica, porque las asociaciones indefectiblemente llevan al placer sensorial -sabor, color, confort-, y a la delicia de un ánimo ligero -ingenio descontracturado y humorístico-. Acaso allí dentro nosotros, visitantes, seamos también un bombón", añade en su texto María Sánchez.

La muestra "Bombonera" inaugura el miércoles 15 de junio a las 17 (con invitación) en la galería Calvaresi Contemporáneo, ubicada en Defensa 1136 (San Telmo), donde el público podrá visitarla desde el jueves 16 de junio hasta el 11 de septiembre, de martes a viernes de 12 a 18 y los domingos de 11 a 17.

(Télam)