Convocadas para escribir el prólogo e ilustrar la reciente edición de "La mujer desnuda", de Armonía Somers, la escritora y poeta Gabriela Borrelli y la diseñadora e ilustradora Caro Ocampo se dispusieron a abordar la obra de la escritora y pedagoga uruguaya desde con el desafío de volver a poner en circulación su universo y en diálogo con Télam hablan de esa experiencia y de cómo fue el encuentro con esa ficción.

Ocampo dice que este proyecto fue su puerta de entrada al universo de la autora: "Fue una sorpresa grata, un sacudón azaroso que inevitablemente me afectó, no sólo como lectora, sino también como ilustradora" por cuenta que la hizo cambiar su planes de trabajo.

"Tiendo a trabajar mucho con el vector: eso tiene que ver con que mi vínculo con la ilustración está muy atravesado por el diseño, que es mi profesión. Es así que, en el vector, he encontrado una herramienta con la que me siento cómoda y que me permite plasmar y sintetizar ideas en imágenes concretas. Eso ha asentado, inevitablemente, un universo estético asociado a mi trabajo y a mi persona. Sin embargo, en este proyecto sentí la necesidad de salirme de ese universo, incluso tras haber avanzado significativamente en un primer camino que seguía esa línea", confiesa la ilustradora uruguaya.

¿Por qué? "No porque otro lenguaje fuera necesariamente más apropiado para el texto (en estos procesos todo es posible) sino porque eso fue lo que me generó, personalmente: un corrimiento inducido por el desborde que el viaje de Rebeca Linke contagia", sintetiza.

En el caso de Borrelli (Monte Grande, 1980) no recuerda "el momento de aparición" de Somers en sus días porque considera que se trata de "una autora que parece que estuvo siempre" sin embargo intuye que fue cuando se estaba "dando una vuelta por las poetas uruguayas como Selva Casal o Circe Maia".

"En esa búsqueda di con ella, y su cuento 'El derrumbamiento' que me marcó para siempre, con esa virgen humanizada y un obrero negro sexualizándola. Recuerdo a ese cuento como el primero, era muy joven y no creía que se podía escribir así. A partir de ahí la fui descubriendo de a poco. Después di con 'La mujer desnuda' que en mi vida de lectora fue fundamental".

Si de elegir un texto en especial para entrar al universo Somers, la poeta recomienda el cuento "El derrumbamiento" "porque quedas atrapada para siempre en esa obra"; mientras que Ocampo sostiene que "no hay un camino especial, un punto de partida o salida recomendados, sino que cada uno encontrará, en la autora y su obra, aquellos elementos que le permitan hacer conexiones y producir valor en el marco de sus propios intereses, inquietudes y sensibilidades". (Télam)