La construcción del Centro Cultural Lola Mora, en el barrio Alto La Viña de la ciudad de Jujuy, donde intervienen más de 200 trabajadores jujeños, concluiría en los próximos 14 meses, estimaron hoy los responsables de la obra que lleva adelante el gobierno provincial junto al estudio Pelli Clarke & Partners, fundado por el icónico arquitecto tucumano César Pelli (1926-2019).

"Cerramos el 2022 con un gran avance de obra y comenzamos el 2023 muy agradecidos de contar con la visita de los profesionales que fueron parte de la gestación de este proyecto y puedan ver, por si mismos, cómo se construye esta obra emblemática", dijo en conferencia de prensa el secretario de Planificación jujeña, Ramiro Tejeda, luego de un recorrido realizado por el predio junto a profesionales del estudio neoyorquino a cargo del diseño y construcción del proyecto.

El Centro Cultural Lola Mora será un edificio netamente sustentable, "apuntamos a consolidarlo con Net Zero, un edificio que básicamente produce más energía que la que consume y para eso cuenta con un sistema de paneles solares y una turbina eólica, un punto novedoso para Jujuy, una punta de lanza en nuevos desarrollos de energía verde para la provincia", precisó Axel Zemborraín, desde Pelli Clarke & Partners.

El Gobierno de Jujuy inauguró el 26 de agosto último las obras del centro cultural en honor a Lola Mora, que resguardará seis esculturas que la artista tucumana donó a la provincia en 1922 con un diseño sustentable que buscará ser epicentro de actividades culturales y turísticas en la capital provincial.

La edificación, que implica una inversión de 2.500 millones de pesos, incluye un salón de unos 4.000 metros cuadrados que albergará las esculturas donde se abrirá la posibilidad a artistas locales y de todo el país para exponer sus obras.

En 2018 se habían iniciado las tratativas con César Pelli, el prestigioso arquitecto argentino radicado en Estados Unidos que falleció en julio de 2019. Él mismo pensó el diseño del Centro Cultural basándose en la forma del cincel, un elemento vital para la escultura, en homenaje a Lola Mora. Algunas de sus obras más emblemáticas son el World Financial Center de Nueva York, la Torre YPF de Buenos Aires y las Torres Petronas de Kuala Lumpur.

Dolores Candelaria Mora Vega de Hernández, fue la escultora argentina más halagada y discutida de los últimos años del siglo XIX y comienzos del siglo XX, nació en Trancas, Tucumán, el 17 de noviembre de 1866 y murió en Buenos Aires, 7 de junio de 1936, dejando una impactante obra que incursionó en el urbanismo, la minería y las artes visuales y se destacó en espacios vedados a las mujeres de su época.

Su obra más conocida es la monumental Fuente de las Nereidas, popularmente llamada Fuente de Lola Mora, hecha en mármol de Carrara e inaugurada el 21 de mayo de 1903, sin la presencia de ninguna mujer en la ceremonia, en el Parque Colón cercano a la Casa Rosada en el lugar que hoy ocupa la Pirámide de Mayo, como se había propuesto originalmente, debido a la polémica que despertaron en la curia los desnudos representados en ese conjunto escultórico. La presión hizo que en 1918 la fuente fuera trasladada a la Costanera Sur donde se la puede visitar hoy. (Télam)