Con tecnología argentina, especialistas del INTI investigan la autenticidad de la obra de uno de los mayores referentes del barroco latinoamericano, Antônio Francisco Lisboa, conocido como Aleijadinho, considerado el más destacado artista colonial brasileño.

Se trata de una escultura de madera policromada de Cristo crucificado, una pieza que "es analizada con herramientas tecnológicas que antes debían contratarse en Europa", informó el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

El artista es recordado por haber realizado -entre 1796 y 1805- doce estatuas de profetas y 66 imágenes talladas en madera en el santuario del Senhor Bom Jesus de Matosinhos, en el estado brasileño de Minas Gerais, sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La obra perteneció a una tradicional familia brasileña que la tuvo para su culto privado durante más de un siglo y ahora está en Argentina, para que el INTI determine su autenticidad, a pedido de la consultora de arte Givoa.

"Realizamos estudios radiográficos de toda la pieza para determinar características de su sistema constructivo, desde los métodos de anclaje o sujeción hasta la presencia de elementos estructurales metálicos en su interior", detalló María de los Milagros Córdova. profesional del INTI.

"Las piezas metálicas, como la corona del Cristo y los clavos que lo sujetan a la cruz, los analizamos por medio de fluorescencia de rayos X, a fin de conocer qué tipo de aleación las compone", agregó la especialista. (Télam)