La directora del Sitio de Memoria ESMA, Mayki Gorisito; el secretario de Derechos Humanos Horacio Pietragalla Corti; y la ministra de Relaciones Exteriores de Senegal, Aissata Tall Sall; recorrerán mañana el museo y darán una conferencia de prensa en el marco de un acuerdo de hermanamiento con el Museo Casa de los Esclavos de la Isla senegalesa de Gorée.

La recorrida se realizará mañana a las 16 en el museo de la ex Esma, ubicado en avenida del Libertador 8151, de la Ciudad de Buenos Aires, en tanto que la rueda de prensa está prevista para las 17.15, informaron hoy los organizadores del encuentro en un comunicado.

La rúbrica de ese acuerdo implica "un intercambio de experiencias y buenas prácticas para gestionar las áreas de políticas de memoria, museología, educación en derechos humanos, investigación histórica, conservación de los sitios de memoria y colecciones relacionadas, gestión de archivos y otras áreas relacionadas con el trabajo en sitios de memoria", agregaron.

En el marco de esta política, el Museo Sitio de Memoria ESMA mantiene un acuerdo similar con el Robben Island Museum, de Sudáfrica, que permitió la exhibición de la muestra "Sur sur, memorias en presente", en Ciudad del Cabo en 2019, sobre el terrorismo de Estado en ambos países.

La Casa de Los Esclavos de Gorée fue erigida como sitio de memoria de la trata de esclavos en el Atlántico, en esa pequeña isla de 17 hectáreas ubicada a 3 kilómetros de la costa de la ciudad de Dakar, donde diferentes elementos, además del museo, dan cuenta de la trata de personas que tuvo lugar entre los siglos XV y XIX: nombres de calles, casa del gobernador general, fuertes militares, plazas, casas y distintos monumentos.

La isla fue por más de tres siglos uno de los mercados que aprovisionó de esclavos a Estados Unidos, el Caribe y Brasil. Allí llegaron a funcionar 28 casas que almacenaban esclavos enviados de África Occidental. La casa más grande fue construida por los neerlandeses en 1776.

En 1444 fue invadida por Portugal, que en 1536 construyó una de las primeras casas de esclavos. En 1621 Holanda edificó su propia casa para el negocio de esclavos. En 1677 Gorea fue dominada por Francia hasta la independencia de Senegal en 1960 y fue a partir de la abolición de la esclavitud en Francia y sus colonias, 1848, que la isla dejó de ser un centro económico relevante.

Los acuerdos promovidos por el Museo de la Memoria Esma proponen un diálogo entre sitios de memoria del hemisferio sur para poder narrar desde estas latitudes la universalidad de los crímenes contra la humanidad.

(Télam)