(Por Marina Sepúlveda). Si una piedra caída del espacio puede ser patrimonio cultural es uno de los interrogantes que plantea la segunda edición de "Los patrimonios son políticos", que se instalará en Chaco entre el 25 y 27 de noviembre con invitados como Ticio Escobar, Mónica Lacarrieu, Franco "Bifo" Berardi, Diego Golombeck y Selva Almada y referentes de comunidades Moqoit y Qom.

Todos ellos harán foco en los meteoritos, esos "objetos celestes depositados en la Tierra" de "Campo del cielo" que "imantan" cosmovisiones y entretejen saberes culturales y científicos proyectando un nuevo modelo de vida en un contexto de incertidumbre como el que trajo la pandemia, según Juan Ignacio Muñoz, director del Museo Nacional Terry de Tilcara.

Esta nueva edición denominada "Los patrimonios son políticos. Entre cosmovisiones, ciencia, arte y ecología", que parafrasea el lema del feminismo, se centra en la problematización de la noción de patrimonio cultural y sus fronteras, entre cultura y naturaleza, ciencia y saberes ancestrales, materialidad e inmaterialidad.

Qué tienen para decirnos los meteoritos sobre nuestro origen y qué secretos guardan a ser develados por las diversas cosmovisiones del hombre son algunas de las preguntas presentes durante los tres días de debates, talleres, charlas, música, danzas y proyecciones audiovisuales de una grilla de 20 actividades que busca poner en cuestión y reflexionar sobre los patrimonios culturales materiales e inmateriales desde distintas perspectivas.

En concreto se busca preservar y proteger no solo el valor cultural y científico, sino también el material ante el tráfico ilícito de los cuerpos celestes que como lluvia incendiaron el cielo y el monte y generaron mitos fundacionales entre los pueblos originarios en su momento.

"Los meteoritos como objetos complejos con múltiples capas de valores y sentidos son ideales para encontrarnos a debatir los bordes porosos que hay hoy entre patrimonio material e inmaterial, así como entre patrimonio cultural y natural. Los propios cambios sociales, culturales, económicos son los que piden propiciar estás discusiones. Es la valoración por la diversidad cultural la que nos lleva a discutir las fronteras entre lo material y lo inmaterial, así como es la actual crisis ecológica la que nos lleva a discutir los bordes entre patrimonio cultural y natural", sostiene Valeria González, secretaria de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, quién participará de las jornadas.

Click to enlarge
A fallback.

En ese sentido, el científico y divulgador Diego Golombek señala que "todo fenómeno celeste tiene múltiples explicaciones" y que "cada vez que miramos hacia arriba y nos estrujamos de tortícolis nos imaginamos un poco qué hay ahí arriba, las estrellas, los planetas".

En el caso de "Campo del cielo", desde la concepción de mundo de los antiguos habitantes como los Moquit y los Qom, Golombek explica que "los imaginaban como sudor del cielo o fragmentos de la luna que habían sido descascarados en algún evento cósmico".

"Es importantísimo tratar de congeniar estás múltiples visiones desde un punto de vista científico y también cultural. La mesa que vamos a tener alrededor del tema de los meteoritos cuadra perfectamente dentro de un evento llamado 'Los patrimonios son políticos', porque realmente algo que está en nuestro suelo y que desafía múltiples visiones, múltiples explicaciones, que requiere otra mirada científica, antropológica, cultural, claramente es política. La política no es solamente la partidaria sino también la de cuidar lo nuestro, nuestros patrimonios incluyendo una maravilla mundial como Campo del cielo", apunta.

Para el científico, pensar en patrimonios también incluye a lo que quedó "de la lluvia de meteoritos que cayó hace 4 o 5 mil años dejando rastros por varias provincias, y que "fue objeto de muchas expediciones científicas nacionales e internacionales y que todavía merece una explicación, un sendero turístico, un cuidado, una mirada patrimonial que está a la espera". Por eso considera que "hablar de patrimonios como políticos debe incluir a nuestros fenómenos naturales, maravillosos, increíbles, únicos en el mundo como Campo del Cielo".

El Museo Nacional "José A. Terry" de Tilcara (Quebrada de Humahuaca, Jujuy), como parte de la red de museos nacionales y el situado más al norte del país y a mayor altura,

impulsó el año pasado un encuentro cuyo objetivo era la "problematización de la noción de patrimonio cultural, cultura, políticas culturales, en torno a los patrimonios".

En esa primera edición virtual el eje fue la perspectiva de género, y este año el evento "pasa a ser un proyecto federal y empieza a migrar, a transitar distintos territorios.", explica Muñoz, director de la institución.

Organizado por la Secretaría de Patrimonio Cultural de la Nación, el Terry y el Instituto de Cultura de Chaco, el desplazamiento territorial tiene una modificación en su abordaje de patrimonio a partir de la "noción desde las fronteras que existen en este concepto".

"La noción de la frontera entre patrimonio cultural material e inmaterial, para la cual el meteorito es un objeto emblemático por su materialidad brutal, ya que son piedras caídas desde el espacio en la tierra que dejan un cráter, pero a la vez por sus sentidos simbólicos y de significados que acumulan, tanto para la ciencia como para las comunidades originarias Moqoit, Qom, Wichí lo constituyen en un emblema para pensar el patrimonio material e inmaterial", grafica Muñoz.

Y sostiene que "la frontera entre cultura y naturaleza, los distintos saberes, disciplinas que producen conocimiento, la ciencia, las cosmovisiones indígenas" es uno de los puntos desde donde se va a "problematizar, pensar y reflexionar la cultura y los patrimonios culturales en el encuentro".

Sobre la elección del Chaco como sede del encuentro, el responsable del Museo dice que tiene relación con un proceso de trabajo que ya se inició desde la Secretaría de Patrimonio que busca producir una declaratoria patrimonial del sitio Campo del cielo y explica que en las "las cosmovisiones Wichí, Chané, Moqouit, Qom, está presente en el relato ´inaugural´ de estás culturas el evento, el fuego , el incendio en todo el monte que provocaron los meteoritos, el vínculo con el espacio y el cielo".

En ese punto define al encuentro como un festival y una manera de fortalecer el proceso de declaratoria nacional del sitio.

"Los meteoritos nos permiten pensar en una multiplicidad de sentidos y de relaciones y entre ellas la relación entre cultura y naturaleza. Estos bienes, objetos, estás piedras enterradas en el monte chaqueño, han tenido un gran impacto en la cultura, pero no dejan de ser parte de un sistema natural", desarrolla.

A su vez apunta que "la mayoría de los animales del monte chaqueño, para los Moqoit, cobran vida luego del impacto", lo que argumenta que "lleva a pensar que las relaciones en el contexto de pandemia y el modo en que la cultura impacta, así como los meteoritos en la naturaleza" y los relaciona con el desmonte, el monocultivo de la soja, el calentamiento global y los modos de producción de alimentos, a lo que se sumó "la incertidumbre en relación al futuro" desatada por la emergencia sanitaria que lleva "a una gran fragilidad del sistema de vida".

En este panorama propone reflexionar sobre "los cambios que deberíamos llevar adelante en nuestra cultura para ir construyendo sistemas de vida mucho más sustentables".

Las actividades tendrán lugar en el Cecual, en la Casa de las Culturas de Chaco (Resistencia) y en la reserva natural y cultural "Pigüen N'Onaxá" (Campo del Cielo) situada a unos 350 Km de la capital chaqueña.

Entre los invitados están especialistas de distintas disciplinas, gestores, artistas y referentes de las comunidades como Ticio Escobar, la antropóloga Mónica Lacarrieu, el filósofo italiano Franco "Bifo" Berardi, el científico y divulgador Diego Golombeck, el dramaturgo Rafael Spregelburd, la escritora Selva Almada, el abogado ambientalista Enrique Viale, el cineasta Sergio Wolf, la investigadora María Eugenia Varela, el referente de las comunidades Moqoit, Juan Carlos Martínez, y el presidente de la Asociación Chaqueña de Astronomía, Mario Vesconi.

Además participarán referentes de comunidades Moqoit, de la Unión de Trabajadores de la Tierra, del Qhapaq Ñan (sistema vial andino, declarado como patrimonio mundial por la Unesco en 2014) y el colectivo Madres de la Cultura Qom.

El encuentro buscará "consolidar el proceso de declaratoria patrimonial de carácter nacional"´del "Pigüen N'onaxá", iniciado a partir de una "consulta libre, previa e informada junto a las comunidades locales", instancia que compete a la Comisión Nacional de Monumentos, Bienes y Lugares Históricos del Ministerio de Cultura.

Para Muñoz, lo imperdible es la experiencia del encuentro el poder compartir no sólo las actividades sino también "poder reencontrarse" en "las esperas, los pasillos, en los cafés, en las sobremesas" y tejer redes entre los presentes.

Con actividades gratuitas y presenciales y transmisión en vivo para todo el país -desde las redes sociales del museo Terry, Museos y Patrimonio de Nación, el Cecual y el Instituto de Cultura de Chaco-, las sedes serán el Centro Cultural Cecual, en la Casa de las Culturas de Chaco y en el Sitio Campo del Cielo. (Télam)