El autorretrato "Diego y yo" (1949) de Frida Kahlo, perteneciente a la Colección Eduardo F. Costantini, por la que el empresario desembolsó 34.883.000 dólares en una subasta celebrada en noviembre por la firma Sotheby's en Nueva York, será exhibido junto a las obras de la Colección Malba a partir de septiembre del próximo año en el museo ubicado en Barrio Norte.

Se trata de una compra que marcó un récord para una obra de arte latinoamericano, ya que destronó a "Baile en Tehuantepec", un cuadro de su compatriota y compañero de vida Diego Rivera que en 2016 había sido adquirido también por el fundador del Malba en 15,7 millones de dólares.

La obra se podrá ver exhibida por primera vez en Malba en el mes de septiembre en una nueva puesta de la Colección que incluirá las obras maestras pertenecientes al acervo del museo; muchas de ellas como el "Autorretrato con chango y loro" (1942) de Frida Kahlo, fueron donadas por Costantini en 2001 para la fundación de Malba.

Junto con la obra "Diego y yo", de la artista mexicana, considerado el último autorretrato finalizado por la artista antes de su muerte en 1954, se expondrán también en la nueva exposición otras obras de gran relevancia de la colección particular de Costantini adquiridas en los últimos años. Algunas de ellas no han sido exhibidas al público durante tres décadas.

Todavía no hay precisiones sobre cuánto tiempo se podrá ver "Diego y yo" en el Malba pero con su exposición se podrán ver las dos Fridas: la que es de la colección del Malba "Autorretrato con chango y loro" que donó Constantini en 2001 y esta última, adquirida en noviembre pasado.

"Autorretrato con chango y loro" fue realizado a principios de la década de 1940, cuando Kahlo, tras haber adquirido fama internacional mediante exposiciones en Nueva York y París, estaba tratando de acelerar su producción para vivir de la pintura.

Click to enlarge
A fallback.

La obra fue adquirida poco después de su ejecución por Thomas J. Watson, fundador de la International Business Machines Corporation (IBM), por intermedio de la Galería de Arte Mexicano, de Ciudad de México (entonces el cuadro era conocido simplemente como Self-Portrait).

Si bien Inés Amor, la directora de la galería, no era la marchande exclusiva de Frida Kahlo, vendió varias de sus obras a principios de la década de 1940. La Colección IBM fue una de las principales colecciones de arte corporativas de los Estados Unidos, pero fue rematada en una subasta en 1995. Ese autorretrato de Kahlo fue comprado por Sotheby's de Nueva York en mayo de 1995.

(Télam)