El artista chino Ai Weiwei inaugura mañana una exposición en Lisboa, donde presentará creaciones inéditas que forman parte de su trayectoria con materiales tradicionales de Portugal, país donde decidió instalarse antes de la pandemia.

Entre las creaciones inéditas que se podrán encontrar en la muestra, llamada "Rapto", hay una escultura de mármol de 1,60 m en forma de cilindro, que recuerda las carreras en los comercios por el papel higiénico durante los primeros meses de la pandemia.

"Me siento bien aquí... no siempre es fácil explicar por qué", comentó el artista en la presentación a la prensa en la que habló de Portugal como su país e informó la agencia de noticias AFP.

La muestra recorre la dualidad de la trayectoria de esta figura emblemática de la disidencia china y según explicó Marcello Dantas, su comisario expone "los dos lados de Ai Weiwei": el artista que saca la inspiración "de sus raíces culturales" y "el lado más activista de su obra".

"Rapto" abre con "Forever Bicycles", una instalación gigante compuesta por cientos de bicicletas idénticas, y también están presentes otras obras emblemáticas, como "Snake ceiling", una gran serpiente pegada al techo, o "Law of the Journey", una lancha neumática con decenas de refugiados a bordo.

"Es la primera vez que estas obras están todas juntas en la misma exposición", destacó Ai Weiwei, que dijo sentirse "muy creativo" desde su instalación en Portugal.

"La pandemia ha sido trágica para el mundo pero para mí, este periodo ha sido muy productivo", admitió el artista de 63 años. (Télam)