Bajo el título "Arrabio Escarlata", el pintor y escultor Andrés Waissman acaba de inaugurar en la galería Gachi Prieto una muestra individual con pinturas realizadas en los últimos dos años que tematizan las secuelas de la pandemia a través de lienzos donde predominan las tonalidades escarlata y se intenta dar cuenta de un mundo que está en continuo devenir.

En la muestra, curada por Adriana Lauria, Waissman "despeja lo insensato y contradictorio de algunas formas amorfas de la naturaleza, les detiene su fuerza y su tensión interna para alejarlas y redescubrir qué hay detrás: nuevas formas, nuevos seres y nuevos paisajes, aunque todos indefinidos, en el momento preciso de su descubrimiento", según el texto difundido por la galería situada en el barrio de Palermo.

El artista nacido e Buenos Aires en 1955 es considerado una figura emblemática del arte contemporáneo latinoamericano y sus pinturas utilizan la pura expresión en favor de la comunicación desde un "posicionamiento real en el mundo contemporáneo".

La muestra, que permanecerá abierta hasta diciembre, ofrece un conjunto de obras abstractas que tienen sugerencias y referentes a ciertos géneros tradicionales de la pintura. "En lugar de un universo que desaparece, Waissman representa un mundo emergente, situaciones cada vez más inevitables que exigen reflexión y mirada consciente", plantea Lauría.

Con esta exhibición, el pintor responde según la curadora "a un complejo compuesto de emociones, certezas, anhelos, creencias y temores, dando sustancia humana a la profesión de fe en el arte como instrumento sensible de penetración del mundo".

Los lienzos con rojos casi escarlatas, el color de la élite en el medioevo y el Renacimiento, y la fluidez de la tinta que componen espacios "quiere dar cuenta de un mundo que está en continuo devenir".

Click to enlarge
A fallback.

Con temas y conceptos centrales como nomadismo y migración, la obra de Waissman se constituye como una búsqueda filosófica y política además de plástica, como un "pensamiento en imágenes" tiene entre sus series las de "Multitudes", "Blanco y Negro", "Animales mitológicos", "Virutas" y "Bosque quemado", entre otras.

Formado en diversos talleres, el artista comenzó a exponer tempranamente en los 70 y sus primeras muestras individuales fueron en la Galería Lirolay en 1973 y 1977. En 1974 trabajó en el taller de Augusto Torres (Barcelona) y en 1978 con Antonio Seguí (París). En 1984 se radicó en San Francisco (Estados Unidos) y desarrolló una importante carrera internacional hasta su regreso a Buenos Aires en 1992, donde retomó la enseñanza.

En 2005 se publicó el libro "Waissman (un artista peregrino)", con textos de distintos especialistas, y en 2020 "Blanco & Negro - Encapotado - Emboscada".

El artista y docente que trabaja en Buenos Aires expuso en numerosas exhibiciones individuales y su obra forma parte de importantes colecciones privadas e institucionales entre las que se cuentan la University of Essex Collection of Latin American Art (Reino Unido), el Museum of Latin American Art (California, Estados Unidos), Galleria Civica d'arte Contemporanea F. Pizzo, Palazzo Spano Burgio (Marsala, Italia); Muntref, el Museo Castagnino-Macro (Rosario), entre otras.

La muestra podrá visitarse en Uriarte 1373 (CABA), de martes a viernes de 14:30 a 19, en turnos de media hora, con cita previa al correo electrónico info@gachiprieto.com o llamando al 4774-6656. (Télam)