Desde que comenzó la pandemia, un 84% de los coleccionistas compró al menos una obra de arte de manera on line, mientras la adquisición de piezas bajo esa modalidad representaba en 2019 sólo un nueve por ciento del total del mercado, según una encuesta realizada por la plataforma estadounidense Artsy, en la que la mayoría destacó la transparencia de precios que impuso la creciente digitalización.

El informe titulado "Art Collecting 2021: An Artsy Report" -recientemente publicado en la web artsy.net- se basa en las respuestas de casi 800 coleccionistas de arte que fueron consultados acerca de cómo cambiaron sus hábitos de compra durante la pandemia.

El dato más revelador es que el 84% de los collectors haya optado en el último año por la adquisición on line, un número que en 2019 arrojaba poco más de la mitad de los entrevistados (64%), lo que refleja un aumento del 30% entre ambos períodos.

En una similar encuesta de 2019, el 36 por ciento señaló que nunca había comprado arte en línea antes de la la llegada de la Covid-19, cuando las ventas digitales se convirtieron moneda corriente para artistas, galeristas y coleccionistas.

El informe también reveló que más de la mitad de los encuestados (un 68 por ciento) compró una cantidad igual o mayor de arte en los últimos 12 meses, en comparación con un año “normal”.

También, el 62% de los encuestados dijo que la falta de precios visibles era un obstáculo para comprar arte en línea, algo que se acentuó al consultar a los coleccionistas de “próxima generación” (aquellos que comenzaron a comprar arte sólo en los últimos 4 años), segmento donde el 71% aseguró que eso mismo era un obstáculo para la compra de arte en línea.

Otra de las preguntas a los coleccionistas apuntaba a saber si preferían explorar obras de arte en computadoras a través de sitios web, o a través de dispositivos móviles, lo que dividió de manera pareja los porcentajes de respuestas.

"Ha surgido una transparencia de precios nunca antes vista y eso genera confianza. Y ese sinceramiento es un gran factor para atraer nuevos compradores”, había dicho la especialista Clare McAndrew, fundadora de Arts Economics, durante una conferencia on line en 2020, cuando comenzó la pandemia y las actividades se trasladaron de manera masiva al mundo digital.

En aquel conversatorio on line del que participaron economistas y analistas de arte, no solo se esbozó que la inédita transparencia en los precios podría atraer nuevos compradores sino también se recalcó que la pandemia no hizo más que acelerar cambios estructurales que ya estaban en marcha.

(Télam)