Edgardo Esteban, autor de "Tres golpes en la ventana", está a cargo de la dirección del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, en el cual se narran los 500 años de historia, desde el primer avistaje de las Islas Malvinas hasta este presente, "para seguir construyendo la pertenencia, la identidad y el amor profundo que tenemos por nuestras islas, en un contexto complejo pero siempre mirando hacia el futuro, apostando por la paz", señaló el periodista y escritor.

A propósito del Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, del cual se conmemoran 39 años el 2 de abril cuando la dictadura cívico-militar inició el desembarco de tropas en las islas Malvinas, usurpadas por Inglaterra desde 1833, Esteban reiteró la importancia de "recuperar a través del diálogo nuestras Islas Malvinas" y adelantó que desde el museo ubicado en Espacio de Memoria y Derechos Humanos prevén realizar un acto, un concierto musical y en víspera de la fecha retomarán las visitadas guiadas luego de las restricciones por la emergencia sanitaria.

Télam: ¿Cuáles son las actividades que se vienen realizando en el Museo?

Edgardo Esteban: El Museo Malvinas es el más bonito de la Argentina. Un museo muy visual que narra los 500 años de historia con relación a las Islas Malvinas. Trata de explicar este sentimiento y esta transversalidad tienen la causa Malvinas. A pesar de diferencias es algo de nuestra identidad que amamos. Es un lugar donde se cruza por un lado lo político, lo geopolítico, lo económico, el significado de la soberanía frente a esa base militar que tiene Reino Unido en nuestras islas para el control del Atlántico y el Pacífico, de los pasajes bioceánico, que también permite la pesca del calamar. Es impresionante la cantidad de dinero que se llevan y cómo depredan nuestras pertenencias entre riquezas en nuestro territorio.

El Reino Unido tiene 240.000 kilómetros cuadrados y ellos dicen que es parte del territorio de la corona británica los 2.200.000 kilómetros del territorio argentino marítimo. Hay un objetivo que tienen muy claro que es la Antártida, lo que será la discusión del pacto antártico. Y desde esa perspectiva marcar la identidad, reflejar y contar la historia de Malvinas está logrado en este museo en tres niveles que tiene una pantalla 360 grados, en la que se cuenta en 13 minutos la reconstrucción del relato de nuestras islas y de nuestras pertenencias, nuestros reclamos, la flora, la fauna, la geografía, pero fundamentalmente todo este reclamo de soberanía.

T: ¿Se vieron limitadas las actividades del Museo por la pandemia?

E. E.: Durante la pandemia estuvimos trabajando junto a Educ.ar Sociedad del Estado: se instalaron 488 impresoras 3D con las que se hicieron 55.000 máscaras que se distribuyeron gratuitamente a los centros de jubilados, hospitales, personal de seguridad, trabajadores del Estado.

Además seguimos poniendo en valor el museo que está funcionando a pleno. Hemos reconstruido la línea de tiempo. En la sala prólogo hemos inaugurado, con la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) y con la Secretaría de Malvinas de la Cancillería Argentina, el mapa de la plataforma continental. Estamos por inaugurar el 2 de abril el mapa bicontinental y estamos trabajando en los 70 años del Instituto Antártico.

Aprovechamos también para el mantenimiento de la infraestructura. Hoy el museo tiene las cuatro banderas más grandes que tiene la ciudad de Buenos Aires junto con la de Plaza de Mayo.

T.: ¿Y qué actividades realizarán por el 2 de abril?

E.E.: Haremos un acto por la tarde luego de las actividades que se hagan en Río Grande con la vigilia y en Ushuaia con el acto central. Tendremos un acto artístico con Bruno Arias y seguramente algún referente de la música para los jóvenes, porque tenemos que transmitir este amor profundo por Malvinas a las nuevas generaciones. Ese día vamos a inaugurar el mapa bicontinental y un mural que fue donado por la AMIA sobre el hundimiento del Crucero Belgrano que es una obra de arte que realmente impacta. El año que viene se cumplen cuarenta años del conflicto bélico y será un encuentro que tenemos que trabajar. (Télam)