Jóvenes adultos privados de libertad de una de las cárceles de Olmos presentaron un periódico en el que vuelcan sus producciones literarias, producto de las experiencias y aprendizajes que atravesaron en su paso por los talleres "Convivencia, Inclusión y Género: vínculos y perspectivas para el futuro",

La experiencia se desarrolló en la Unidad 1 luego de una iniciativa conjunta entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, la Casa Ana Frank Argentina y la embajada de los Países Bajos, según precisó el Servicio Penintenciario Bonaerense (SPB).

Los jóvenes volcaron sus producciones trabajadas en la etapa que se denominó "Violencias que Marcan, Géneros en la Mira", coordinado por la Dirección de Vinculación, Gestión y Planificación de Políticas Institucionales y por la Dirección General de Asistencia y Tratamiento, ambos organismos del SPB.

El periódico "La Voz de los Jóvenes" se conformó con escritos de los internos en los que contaron sus reflexiones y opiniones, basados en sus vivencias.

La presentación del periódico contó con la participación del Director Provincial de Políticas de Inclusión del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Lafolla; el jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses Y el director del Centro Ana Frank Argentina, Héctor Shalom, entre otros.

Durante el evento, Shalom destacó que a pesar de que los jóvenes estén circunstancialmente privados de su libertad “siempre se puede salir fortalecidos, salir mejor, para que puedan construir mejores caminos de vida", y agregó: “Ana Frank dedicó el tiempo que estuvo encerrada a leer, estudiar, formarse. Ustedes pueden hacer lo mismo, para tener herramientas en la vida fundamentales. Y escribir para mitigar el encierro y compartir sus sentimientos. Hoy con este diario ustedes hacen lo mismo”.

También hablaron internos para agradecer la oportunidad. “Fue un proceso largo en los que hicimos nuestros monólogos, y valió la pena. Nos ayudó a romper muchas barreras” contó Santiago.

En tanto, Lafolla destacó la colaboración de la Casa Ana Frank y agradeció a los jóvenes por compartir sus producciones.

En febrero el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, firmó un acuerdo con el Centro Ana Frank Argentina y con el apoyo de la Embajada del Reino de los Países Bajos para dictar talleres de concientización sobre la violencia de género en once unidades penales que alojan a jóvenes adultos y en la Escuela de Cadetes del Servicio Penitenciario Bonaerense. (Télam)