Cuatro poetas rosarinas que a través de la palabra se sumergen en la naturaleza del lenguaje poético, abordan historias de sus abuelas inmigrantes, o evocan expresiones del olvido y el amor, se presentarán junto a sus obras, en la Biblioteca Nacional, el lunes próximo.

Ana Russo, María Lanese, Cecilia Micetich y Patricia Cuaranta se presentarán en el encuentro "Cuatro mujeres poetas", con sus obras publicados por la editorial Hueso de Jibia.

Cuaranta, autora de "Penas breves", considera que "la poesía es un atajo en esta maravilla de la vida, es un misterio que develamos precisamente cuando podemos mirar y percibir el mundo que nos rodea, y darnos cuenta de que hay lenguajes que no siempre pueden traducirse".

"La poesía tiene un interrogante y cada uno puede estar con él o dejarlo", señala la poeta santafesina, autora de "Eclosiones", "Pequeñas ferocidades" y "Retahilos", entre otras obras.

"Penas breves" logra "fusionar la epifanía del verso y la descripción anecdótica de la narración, a través de un pulso único entrañable" considera el escritor Augusto Munaro quien señala que "las piezas que conforman este libro atraviesan el vasto campo de la imaginación de la autora" y constituyen "un espacio permeable a los misterios de la memoria, y sus estallidos emocionales".

Ana Russo, en tanto, presentará que “El juego del Tangram” en el que escribió sobre su abuela inmigrante, obra que surgió “como necesidad de acomodar piezas imprescindibles en la historia familiar paterna”. “Así la silente que aullaba en mí, habló, y me hizo escribir lo que nunca pensé que fuese el hilo interno que me sostiene la sangre”, manifiesta la poeta, en uno de los textos.

María Lanese, autora de “Sudarios”, escribió una obra donde “en cada poema se acomodan las palabras que el amor retuvo, por cada uno de los que allí se nombran, en mi memoria. El libro es un testimonio del paciente trabajo del olvido", dice.

Mientras que en “La intensidad de la voz”, Cecilia Micetich exhibe "la concreción de una búsqueda: las posibilidades infinitas, las gradaciones de mi propio sonido, mi voz", según define la autora.

El encuentro tendrá lugar en la sala Augusto Cortázar, a las 19, en la Biblioteca Nacional ubicada en Agüero 2502, de la Ciudad de Buenos Aires.



(Télam)