Más de 400 títulos de lecturas en clave feminista, editados en Argentina durante el siglo XXI por casi un centenar de sellos todo el país, fueron donados a la Red de Bibliotecas Públicas de la Ciudad de Buenos Aires, como parte de la Biblioteca Ni Una Menos, un proyecto de incidencia pública que motoriza el medio de comunicación LatFem para poner en circulación textos y voces con perspectiva de género y marcos teóricos transfeministas.

Narrativa, poesía, no ficción, autobiografía, juvenil, infantil: los libros que integran la Biblioteca Ni Una Menos no fueron elegidos por la condición sexogenérica o la identidad de sus autoras y autores sino en función de las lecturas, debates y reflexiones que despliegan en sus escrituras para pensar las relaciones de poder y dominación, así como también los problemas que nutren a los feminismos de la región y del país.

Tras una primera selección a cargo del equipo de LatFem, luego fue un Consejo de Asesoras integrado por Gabriela Borrelli Azara, Malena Rey y Lucía De Leone el que terminó de elegir los títulos de la colección, cuya génesis estuvo fundada a partir de "la idea de inclusión y apertura en varios sentidos".

Se refieren a que los libros "apuntan a la incorporación de textos de distintos géneros discursivos; de autorxs de distintas identidades sexogenéricas; de textos publicados en la Argentina durante el siglo XXI de autorxs vivxs que siguen produciendo y también de obras que pasaron por un proceso de rescate y de relectura desde enfoques feministas". En este sentido, también destacan la elección "no porteñocéntrica" que involucra "obras publicadas en las provincias y en editoriales independientes".

Como parte del proyecto, al que LatFem define como "una acción más de militancia e incidencia pública", la Biblioteca Ni Una Menos está recorriendo distintas bibliotecas, acompañada de una agenda de actividades. El 11 de junio -su última parada en la Biblioteca Alfonsina Storni, donde permanecerá- incluirá una charla con las escritoras Selva Almada y María del Mar Ramón, un taller de escritura y otras propuestas que se pueden consultar en el sitio web https://bibliotecaniunamenos.latfem.org

Esta primera etapa de la Biblioteca Ni Una Menos se realizó con fondos otorgados por el Programa Mecenazgo y cuenta con el apoyo de Brandon por la Igualdad/Equidad de Derechos y Oportunidades y de la Dirección General de Promoción del Libro, Bibliotecas y la Cultura porteña.

De acuerdo al comunicado de Laftem, unas 45.000 personas acuden por año a las bibliotecas porteñas y la población más representada son personas mayores de 55 años. En ese sentido, lo que busca la Biblioteca es que esos volúmenes lleguen y sean apropiados por personas de distintos grupo etarios. (Télam)