En su 40mo. aniversario, la feria internacional de arte contemporáneo ARCOmadrid concluye hoy su edición de forma presencial con la participación de 20.000 profesionales, un gran protagonismo del arte latinoamericano y un balance positivo de galerías "contentas" por el "muy buen nivel" de ventas y calidad, como señaló la directora Maribel López sobre este gran evento en transición hacia una nueva normalidad pospandemia.

"Las galerías están contentas, han vendido. Los coleccionistas han venido, han comprado en las galerías, han hablado con ellas", dijo la titular de ARCOmadrid a modo de balance, quien también expresó que este año se alcanzó un "muy buen nivel" de ventas y de calidad artística, según lo citado por la agencia de noticias Europa Press sobre la cita que este año se realizó por primera vez en el verano español con motivo de la crisis sanitaria y que reunió a más de 20.000 profesionales del arte.

Una de las piezas que desde el principio convocó la atención de coleccionistas, medios y crítica fue la obra conocida como "Guernica de Ibarrola", un gran mural dividido en paneles que realizó el artista vasco Agustín Ibarrola en 1977 con el propósito, junto a un grupo de artistas e intelectuales, de exigir el regreso del Guernica de Picasso desde el MoMA no al Museo del Prado o al Reina Sofia (donde actualmente se exhibe) sino a la localidad vasca de Guernica, en cuyo bombardeo durante la Guerra Civil se inspiró el emblemático pintor malagueño.

Como una suerte de justicia poética, la obra titulada "Guernica Gernikara" creada por Ibarrola hace más de cuatro décadas como campaña de protesta, fue adquirida en ARCOmadrid por parte del Museo de Bellas Artes de Bilbao, ubicado en la comunidad del País Vasco.

En su 40mo. aniversario, la feria contó con un gran protagonismo del arte latinoamericano en el estreno de "Remitente", una nueva sección que reunió quince galerías del continente americano y una selección de obras a cargo del argentino Mariano Mayer. Por parte de Argentina, la galería que aplicó a la feria fue Nora Fisch con piezas de Fernanda Laguna y de Laura Mema, artista santiagueña que vive en Madrid.

En esta edición, fueron un total de 131 galerías de 27 países las que participaron en ARCOmadrid, de las cuales 105 integraron el Programa General, 10 estuvieron en Opening y 15 en la sección "Remitente", por lo que el 54% fueron extranjeras y el 32% de la región latinoamericana, de países como Perú, Venezuela, Brasil y Colombia.

Tras su versión presencial, que fue inaugurada por los Reyes de España, ARCOmadrid celebrará su edición 41 el año próximo del 23 al 27 de febrero en el predio ferial Ifema, ubicado en la ciudad de Madrid. (Télam)