Una exposición pop-up de los dibujos carcelarios de la estafadora del Soho Anna Sorokin -cuya vida inspiró la serie de Netflix "Inventando a Anna"- se presentó en el lobby de un hotel de Manhattan, tan solo por una noche, durante la semana Frieze de Nueva York, una de las más prestigiosas y convocantes del mundo del arte.

La feria internacional Frieze, distinguida por su programación innovadora y la calidad de artistas, albergó entre sus muestras paralelas, una dedicada a la falsa heredera multimillonaria Anne Delvey, un evento de una sola noche (pop-up) que dio a los asistentes la oportunidad de comprar impresiones de los satíricos bocetos carcelarios de Sorokin.

Los bocetos a lápiz -incluido un autorretrato sobre un témpano de hielo titulado Anna on ICE, en referencia al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos- fueron presentados, al estilo de las pasarelas, por modelos que llevaban gafas de sol de gran tamaño sobre medias, como si estuvieran administrando un atraco a un banco, presumiblemente un guiño a la condena de Sorokin en 2019 por estafar a bancos y hoteles de lujo.

Sorokin se comunicó por vídeo desde el centro del ICE donde está detenida (por sobrepasar su visado) para dirigirse a un público embelesado y bromear con que no se le puede confiar un sacapuntas. Todo esto ocurrió en en el Public Hotel de Manhattan, donde Sorokin se autodenominó artista.

Para los que no pudieron visitar la muestra, el Founders Art Club, que organizó la exposición de una sola noche, ahora vende on line copias de los dibujos a partir de 250 dólares, en https://www.foundersartclub.com.

Es de suponer que, al igual que las ganancias de la reciente serie de Netflix sobre sus escapadas, el dinero que Sorokin reciba de las ventas de las impresiones se utilizará para pagar sus deudas.

Convertida rápidamente en una de las más vistas de la plataforma Netflix, la serie "Inventando a Anna" narra la historia de una periodista que investiga el caso de Anna Delvey, la mujer que convenció a la élite de Nueva York de que era una heredera alemana y una gran empresaria. Pero detrás de todo este glamour se encontraba una estafadora audaz.

Con las actuaciones de Julia Garner y Anna Chlumsky, la serie de nueve episodios -que estrenó en febrero pasado- está inspirada en el artículo de la revista New York "Cómo Anna Delvey engañó a la gente fiestera de Nueva York", de Jessica Pressler. (Télam)