Como una gigantesca caja envuelta en polipropileno reciclable de tonalidades azul y plateado se verá durante dos semanas el icónico Arco del Triunfo situado en lo alto de los Campos Elíseos de París a partir de una iniciativa ideada por el artista búlgaro Christo, fallecido en mayo de 2020, que impulsan ahora sus colaboradores.

El gran sueño de juventud del referente de Christo finalmente se hizo posible, solo que el referente del Land Art no podrá apreciarlo. Por estos días, varias dotaciones de grúas y obreros se aprestan para revestir los 50 metros de altura que alcanza el monumento con 25.000 metros cuadrados de tela color azul plateado, sujeta por 3.000 metros de cuerda roja. Los preparativos comenzaron a finales de junio y continúan a un ritmo constante bajo la dirección de Vladimir Yavachev, sobrino del artista y cuentan con el apoyo del Centro de Monumentos Nacionales: 150 trabajadores trabajan día y noche en la obra, que se podrá apreciar del 18 de septiembre al 3 de octubre.

"En este momento, estamos terminando de instalar esta estructura metálica que envuelve completamente el Arco de Triunfo, para que la lona no dañe el monumento", explicó Soraya Chaar, a cargo de la coordinación de los distintos equipos que maniobran las grúas y disponen andamios para poder sujetar la tela. Por su parte, Laure Martin, que preside el proyecto, precisó: "Necesitamos 25.000 metros cuadrados de tela, es como cinco canchas de fútbol. También necesitamos 3.000 metros de cuerda. Es la distancia entre el Arco del Triunfo y la Pirámide del Louvre".

La idea para la obra "L'Arc de Triomphe, Wrapped" surgió en 1961, cuando Christo y su pareja, la artista, Jeanne-Claude vivían en PChristoarís. Jeanne-Claude murió en 2009, y a pesar de que Christo murió en mayo de 2020, el proyecto continuó.

Por el Arco del Triunfo han pasado un montón de desfiles, protestas y turistas, pero nunca antes el monumento de guerra de París ha sido envuelto en tela reciclable de polipropileno plateado y azul. "Christo ha envuelto museos y parlamentos en Alemania, pero ¿un monumento así? No, en realidad. Es la primera vez. Es el primer monumento de esta importancia y escala que ha hecho", dijo el sobrino y antiguo colaborador de la pareja fallecida al diario The New York Times.

Con un costo de 14 millones de euros, el proyecto se autofinancia con la venta de obras originales de Christo, dibujos preparatorios, recuerdos, maquetas y litografías. Para Bruno Cordeau, administrador del Arco del Triunfo, "acompañar la instalación de una obra como ésta, en las circunstancias actuales, es mágico". En 1985, Christo ya había empaquetado el Pont-Neuf, uno de los puentes parisienses que cruzan el Sena. "El embalaje del Pont-Neuf fue un momento fuera del tiempo. Eso es lo que vamos a experimentar aquí una vez más. Nos aseguramos de que el Arco esté debidamente protegido, sobre todo porque el monumento sigue abierto al público”, añadió el funcionario. Además de las consecuencias de la pandemia, el proyecto se vio retrasado por la anidación primaveral de los cernícalos, una especie de ave que reside desde hace tiempo en el Arco del Triunfo. (Télam)