El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, afirmó hoy que con cuidados colectivos se podrá "salir adelante" de la pandemia de coronavirus y dijo que el “pasaporte solidario” implementado hace un mes en ese Municipio bonaerense busca "ayudar a ingresar a bares, restaurantes y gimnasios que estaban cerrados".

En declaraciones a radio Provincia, el jefe comunal brindó detalles de la norma que estableció el 18 de junio de 2021 las medidas para permitir el ingreso a esos lugares a los vacunados y a los que tuvieron coronavirus en los últimos tres meses.

En ese marco, contó que el proyecto "Cuidar fuentes de trabajo, protocolo solidario Covid-19" instrumentó un "pasaporte" que es la exhibición del certificado SISA (Sistema Sanitario Informático Argentino) en formato papel o digital, la acreditación del esquema vacunatorio completo o bien la presentación del alta médica con una vigencia de tres meses".

Aiola explicó que "los recintos habilitados son gimnasios, restaurantes, cervecerías, confiterías y demás espacios del rubro gastronómico en lugares cerrados con aforo del 30%".

Agregó que "a raíz de estas medidas los comerciantes tienen la esperanza de que ya estamos saliendo adelante" y detalló que "entendieron perfectamente que tenemos que cuidarnos entre todos y siempre cumpliendo con todos los protocolos".

Además, Aiola resaltó el avance de la vacunación en el distrito y contó que que en Chacabuco "solo se resiste a la vacunación un 3% de la población".

(Télam)