El país amaneció con largas filas de personas mayores frente a los bancos, luego de que el Gobierno nacional dispusiera la apertura de las entidades bancarias para el cobro de haberes para aquellos beneficiarios de pensiones, jubilaciones, AUH y AUE, que no tuvieran tarjeta de débito.

Chacabuco no estuvo exento a ello, y el jefe comunal, Victor Aiola se expresó al respecto. “Da mucha impotencia, ver largas filas de abuelos esperando para poder cobrar, exponiéndose a poner en riesgo su salud”, sostuvo el intendente.

En ese sentido, se mostró conforme con la decisión del Gobierno de dictar la cuarentena obligatoria, definiendo la medida como “muy acertada”, sin embargo, sostuvo que, en el día de la fecha, “como dice el dicho, siempre el diablo mete la cola y en este caso, quien metió la cola fue el "caos"”.

“Ojalá el presidente del Banco Central, mire, escuche y vea a todos esos cientos de miles de abuelos y recapacite, tomando medidas efectivas para resolver esta situación”, sostuvo el jefe comunal, quien también apoyó la necesidad de decretar que la actividad bancaria sea “esencial para poder retirar dinero, para luego, entre otras cosas, poder acceder a alimentos”.

“Esta vez, a la fuerza y contra toda indicación, la economía estuvo por encima de la salud”, indicó el intendente. “Todos sabemos que si queremos derrotar esta pandemia dos cosas son prioritarias: la primera, el aislamiento estricto y la segunda, que la salud esté por sobre cualquier otro valor”, sentenció el jefe comunal