“A pesar de las críticas furiosas de algunos, el viernes se vende asado y otros cortes de carne a 399 pesos en Castelli. La carne no puede ser un lujo, le pese a quien le pese. En Castelli lo hacemos, todos adentro”, remarcó el alcalde del FDT.

“En Castelli vamos a juntar a productores, frigoríficos y carniceros y vamos a poner el kilo de asado a 399 pesos. Va a bajar casi 50% el precio de la carne porque queremos que la gente coma”, reiteró.

Echarren consideró que hay que rediseñar toda la cadena cárnica en la Argentina

“Hay que cuidar al productor y a la gente trabajadora y terminar con los intermediarios que encarecen y forman precios”, cerró