El intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, señaló que los casos de coronavirus aumentaron después del último fin de semana largo.

E insistió en la necesidad de seguir aplicando las medidas preventivas y cuidados para "no saturar el sistema de salud y para que podamos dar la mejor atención a cada uno de nuestros vecinos".

Casares está en fase 4 "lo cual permite que la circulación sea hasta la medianoche y desde las 6 de la mañana. Todas las actividades deben estar cerradas a las 0 horas y no puede haber más circulación hasta las 6 de la mañana, excepto trabajadores esenciales. Esto tiene que ver con las medidas nacionales y provinciales”.

Torchio dijo que si hay aumentos de casos "podrían modificarse las fases y traería más complicaciones ante un cierre de comercios mucho más temprano, hay más limitaciones que no queremos atravesar, pero no depende de una decisión mía como intendente sino de la cantidad de contagios que tengamos”.

“Pido por una doble razón, más cuidado que nunca: la primera la salud y segundo por las actividades comerciales, para que se pueda seguir trabajando y necesitamos tener fase 4”, indicó