Evo Morales renunció a su cargo como presidente de Bolivia luego de que los altos mandos militares y policiales lo intimaran a dejar la presidencia “para pacificar el país”.

Fue el propio Morales quien denunció que se había labrado una orden de detención en su contra, algo que fue ratificado por el líder cívico Camacho, aunque las fuerzas de seguridad negaron que existiera dicha orden. El domicilio familiar del ex presidente fue asaltado y saqueado por desconocidos, al igual que las casas de varios funcionarios del oficialista Movimiento Al Socialismo.

Tras esto, el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, emitió su opinión a través de sus redes sociales. En su cuenta de Twitter, expresó: “Es preocupante lo que está ocurriendo en la hermana República de Bolivia. Condeno la intromisión militar y la interrupción del orden constitucional, y espero que se restablezca rápidamente con elecciones transparentes, sin intentos de manipulación y en paz”, resaltó.

Es preocupante lo que está ocurriendo en la hermana República de Bolivia. Condeno la intromisión militar y la interrupción del orden constitucional, y espero que se restablezca rápidamente con elecciones transparentes, sin intentos de manipulación y en paz.