El gobierno bonaerense encabezado por María Eugenia Vidal, convocó a una audiencia para evaluar la suba de la tarifa bonaerense del agua, para el próximo 8 de enero. La suba propuesta por la empresa Aguas Bonaerenses (ABSA) sería del 38 por ciento, similar al alza del 40 por ciento aplicado en 2018.

Asimismo, el tarifazo para el año que viene podría incluso ser mayor debido al impacto de las revaluaciones fiscales de los inmuebles. Cabe recordar que este año la audiencia se celebró en febrero y el incremento fue aplicado en abril.

El aumento propuesto por ABSA sería del 38 por ciento.

La tarifa del servicio no medido, se establece a partir de la asignación de un consumo teórico de acuerdo a la valuación fiscal de las viviendas. Por lo pronto, Vidal se pone en línea con la política del gobierno nacional en Aysa, que pidió un aumento de tarifas del 17 por ciento a partir de enero y de otro 27 por ciento desde mayo, lo que acumula un 48 por ciento para todo el año.

 

 

Para más información, visite INICIO.