Un grupo de intendentes del peronismo dialoguista de la provincia de Buenos Aires resisten la candidatura a gobernador del diputado nacional y ex ministro de Economía, Axel Kicillof, que impulsa el kirchnerismo, expresaron hoy varios jefes comunales.

A dos días del congreso del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, intendentes peronistas salieron a marcar diferencias sobre la estrategia electoral a tomar por el peronismo en la Provincia, a pesar de que todos los sectores del PJ saludaron en Twitter a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por su cumpleaños.

Como un límite a la candidatura a Kicillof, el jefe comunal de Florencio Varela, Andrés Watson, afirmó literalmente: "Los intendentes queremos que el candidato a gobernador del PJ sea, de una buena vez, un intendente, porque un intendente -explicó- tiene experiencia de gestión, y en los municipios del conurbano es mucho más difícil aún".

Discípulo del ex intendente y legislador provincial Julio Pereyra, Watson integra el peronismo dialoguista y, desde esa posición, insistió: "Vamos a trabajar en forma inclaudicable para que uno de los intendentes llegue a la gobernación", dijo al portal Letra P.

En esa línea, el jefe comunal de Florencio Varela nombró como posibles candidatos a gobernador a los intendentes Verónica Magario (La Matanza) y a Martín Insaurralde (Lomas de Zamora); y aclaró que la presión para que el postulante sea un líder municipal "no es por una defensa de un grupo, ni es sectario".

Otro de los intendentes del peronismo dialoguista, Juan Zabaleta (Hurlingham), no dejó dudas del posicionamiento del sector al señalar que "los intendentes tenemos que dar un 'saltito' hacia adelante, y por eso creo que un buen candidato es Insaurralde, por capacidad de gestión y las políticas innovadoras aplicadas en Lomas", en declaraciones radiales.

También el presidente del PJ bonaerense y jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, opinó: "Aspiracionalmente, desearíamos que fuera un intendente. Hay más de cuarenta intendentes importantes que podrían ser candidatos" a gobernador de la provincia de Buenos Aires.

La resistencia a Kicillof, que motoriza el sector del PJ dialoguista, coincide en un punto con el espacio del peronismo kirchnerista de La Matanza, que lidera el diputado nacional Fernando Espinoza, porque a ambos espacios los perjudicaría que Cristina Fernández imponga la postulación del ex ministro de Economía; si eso ocurriera verían truncada la posibilidad de llegar a la gobernación bonaerense.

Al visitar La Matanza la semana pasada el precandidato a presidente y diputado Felipe Solá, manifestó su apoyo a Magario al asegurar que "no me disgustaría para nada" que sea Verónica la candidata del peronismo a gobernadora bonaerense".(Télam)

Para más información, visite INICIO.