Bajo el título "Cada casa puede ser un casino", la Conferencia Episcopal Argentina criticó la legalización del juego on line en la Provincia de Buenos Aires. Además, sostuvieron la importancia de discutirlo individualmente y no "dentro de una ley de carácter más amplio".

“Como Pastoral de Adicciones que vivimos y trabajamos en un sector de personas muy vulnerables vemos con preocupación la falta de diálogo y las consecuencias que lleva la aprobación de esta ley”, sostiene el inicio del comunicado, que debería haber siod "discutido por la sociedad como corresponde".

Desde la Conferencia Episcopal lamentaron “el cambio que dio la gobernación provincial en este tema ya que se había manifestado con convicción en contra del juego, inclusive con acciones concretas y decisiones hacia futuro”.

“¿Cómo recibe un chico en esta situación que el Estado, en vez de pensar en su capacitación y en su primer trabajo, le ofrezca "timba" como posible solución a su vida?”, sostiene el comunicado, que aclara que "la población de alta vulnerabilidad en la que vivimos recibirá mensajes ambiguos y peligrosos".

Información de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia.

Para más información, visite INICIO.