La diputada provincial por Juntos por el Cambio, Vanesa Zuccari, escribió un texto que decidió difundir en sus redes sociales titulado “Aulas vacías, alumnos olvidados: reaseguro de un futuro sombrío”.

“Los gremios docentes junto a Axel Kicillof decidieron no volver a las aulas. Muchos docentes en desacuerdo desde las bases, no tienen la fuerza suficiente para plantarse ante esta decisión unilateral. Por lo tanto, la escolaridad va a tener, a este paso, un año sabático en nuestra provincia, si tomamos en cuenta que fue en diciembre cuando los chicos dejaron las aulas y que tomaron clases presenciales entre 5 y 10 días este año, a principios de marzo cuando comenzó el ciclo lectivo”, señaló la legisladora.

“En ese contexto se visualiza que una parte de la población escolar permanece frente a pantallas varias horas, desde que se levantan hasta que se acuestan. Otros tantos, no tuvieron o tienen continuidad pedagógica, por lo tanto el próximo año poco o nada habrá que indagar sobre saberes previos. Esos que no tuvieron la posibilidad de la continuidad pedagógica, ya sea porque la virtualidad no está a su lado, porque carecen de dispositivos, conectividad, o crédito para acceder a ella, quedaron afuera”, añadió en otro de los tramos del escrito.

Podés ver:

INSTAGRAM CUMPLE 10 AÑOS: DE APP PARA FOTOS DE CACHORRITOS A UNA PLATAFORMA PARA EL COMERCIO MUNDIAL

Además, Zuccari explicó “por cumplir a medias con el derecho a la salud, los sumimos a los chicos a más desigualdades, les creamos más angustias e incertidumbre, les quitamos posibilidades, les hipotecamos su futuro y con el de ellos, va atado el de la provincia y el de nuestro país”.

“Por eso, cada uno de nosotros tiene que ser una voz que convoque a otras voces para unir fuerzas y reclamar la vuelta a clases. Una vuelta a clases que reúna protocolos de seguridad e higiene en un ámbito de distanciamiento social. Que implique generar las condiciones para que de manera gradual, en grupos reducidos y con diferentes particularidades, vayamos volviendo a una presencialidad alternada con virtualidad, a un sistema híbrido que permita el control epidemiológico ante eventuales contagios, alternando de este modo, la permanencia en los hogares y en las escuelas y, por último, abrazar el derecho que tienen los chicos a la educación y hacerlo cumplir. Esa es nuestra tarea, nosotros con consejeros escolares, padres, docentes y chicos, ya empezamos. Necesitamos ser más, muchos más, y a eso los convocamos”, finalizó.