Luego de la polémica que generó la disposición de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de habilitar a las Fuerzas de Seguridad a utilizar armas de fuego, desde la Provincia desestimaron la posibilidad de adherir al mismo, por considerar que la aplicación es apresurada en territorio bonaerense.

Según adelantaron desde el Ejecutivo, "lo importante es dar el debate y cuando sea el momento lo vamos a evaluar". Además, hicieron hincapié en que continuarán con las reformas que se venían llevando adelante en las fuerzas, que lograron arribar a "una policía diferente" que es la que está en funciones.

"Dijimos que nos importaba mucho más la calidad que la cantidad y lo estamos cumpliendo con una permanente profesionalización", señalaron desde Provincia.

"Antes que redefinir su marco de actuación", sostuvieron desde Gobernación, "tenemos que culminar este camino". "Cuando llegamos nos encontramos con muchos policías que nunca habían hecho una prueba de tiro y no tenían el equipamiento necesario para cuidarnos", contaron desde el Ministerio de Seguridad en un comunicado, y señalaron que continúan "con una permanente profesionalización" de las mismas.

Para más información, visite INICIO.