Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con el diputado provincial Luciano Bugallo.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Luciano Bugallo, diputado Juntos

¿Está conforme con los resultados de las elecciones del domingo?

Por supuesto, cómo no estar contento con la paliza que se le dio al kirchnerismo en el territorio donde ellos consideraban que tenían prácticamente la hegemonía. Así que, feliz de que la gente se haya despertado, feliz de que los bonaerenses se hayan atrevido a decir basta del kirchnerismo, de los avances, las mentiras, el relato, los atropellos, a los privilegios, a los vacunatorios vip, a la farsa durante toda la pandemia y el fracaso de la gestión.

Así que no puedo más que ponerme contento, celebrarlo y por supuesto renovar las energías con vistas a las próximas elecciones generales para que la diferencia sea aún mayor.

¿Les sorprendió este resultado o lo esperaban?

Uno en la campaña siente una especie de percepción. Hay algo que te dice esto viene muy bien pero, por supuesto, el territorio bonaerense es un territorio difícil, sobre todo porque los conurbanos son los que más impactan en la cantidad de votos y en electores, y muchas veces, sobre todo en el territorio que anda uno que es más el interior no tanto el conurbano, la diferencia es mucho mayor con el kirchnerismo, entonces uno tiene esa percepción y siempre le queda la duda cómo votará la tercera sección, cómo votará La Matanza, cómo votaran algunos distritos grandes.

La percepción era de un nivel de hartazgo con respecto al kirchnerismo, sobre todo en sectores más pobres, más vulnerables.

Pero la percepción era de un nivel de hartazgo con respecto al kirchnerismo, sobre todo en sectores más pobres, más vulnerables, donde la gente estaba harta de que le mientan, de que la usen. Mucha gente que había votado al Frente de Todos en su momento, hace dos años, creyendo en el asado del domingo, en la heladera llena, y hoy se dieron cuenta que le tomaron el pelo. Gente que se quedó sin laburo, gente que vivía de changas y durante un año prácticamente de pandemia no pudo hacer changas y las ayudas del gobierno fueron insuficientes.

Y había mucho malestar en ese sector. Ni te hablo de los sectores medios, de los que pagan impuestos, de los productores, de los industriales, de los comerciantes. Pero el sector que por ahí le es más afín ideológicamente, políticamente, tenía un nivel de bronca y descreimiento que se percibía que íbamos a estar muy ajustados. Por supuesto, el resultado final fue alucinante.

Desde el gobierno señalaron que por la pandemia debieron tomar medidas antipáticas y como resultado de esto fue el voto del domingo de la gente. ¿Considera que fue una autocrítica un poco tardía que hicieron desde el gobierno?

El gobierno hace una autocrítica ahora para morigerar la bronca, pero lo vamos a ver con el correr de las semanas y de los meses que el gobierno, ellos son autistas en términos políticos digamos, porque aparte las decisiones que tomaron en la pandemia en realidad les vino al pelo para tomar decisiones que ellos están de acuerdo.

Ellos buscan más un modelo del subsidio y no tanto del trabajo y la independencia económica como nosotros. De hecho, cuando vemos cuáles son los modelos exitosos, y no me voy a ir a Venezuela, me quedo adentro del país, cuando vemos cuáles son los modelos de provincia exitosas que ellos mismos lo dicen, tenemos Santiago del Estero, tenemos Formosa, tenemos Chaco, tenemos Santa Cruz. Ese es el modelo que ellos buscan.

Entonces, la pandemia en realidad les vino como excusa para tomar decisiones, para tener a la gente comiendo de la mano, a base de subsidios, de dádivas. El resto son todas excusas, y aparte de la pandemia, esto lo venimos advirtiendo desde un primer momento, todas las decisiones que se tomaron fueron erróneas, fueron fracasos.

La pandemia les vino como excusa para tomar decisiones, para tener a la gente comiendo de la mano, a base de subsidios, de dádivas.

Cerrar la economía cuando todavía no teníamos alto nivel de contagios fue un fracaso, solamente sirvió para quebrar empresas. Los índices de contagios por cada 100 mil habitantes comparado al resto del mundo fuimos uno de los países que lideraron el fracaso mundial.

La estupidez con la decisión de solamente monopolizar con la Sputnik el tema  de la vacuna, los vacunatorios vip. Esto lo venimos denunciando desde el día uno. Recién ahora, un año después, de que fracasaron en todos los sentidos, pretender hacer una autocrítica… y, porque no le queda escapatoria. Porque si no, sin una autocrítica ahora, la diferencia en las próximas elecciones va a ser abismal y no les va a quedar otra que decir: muchachos, bajo la persiana y me retiro. Es simplemente, hacer un simulacro de autocrítica para que la gente baje el nivel de bronca que tiene con este gobierno, y la paliza no sea mucho mayor en noviembre.

¿Qué es lo que le queda ahora a Juntos de cara a las elecciones generales? ¿En qué hay que trabajar? ¿Qué cuestiones hay que profundizar?

Yo creo que lo que vamos a tener que hacer, y esto lo digo con total responsabilidad democrática y republicana, vamos a tener que ser nosotros los que sostengamos al gobierno para que llegue al final del mandato. Porque se avecinan peleas internas y sabemos que el peronismo son todos amigos mientras viene el viento de cola, cuando se llevan un garrotazo, como se llevan en este momento, empiezan las divisiones, las quejas, los reproches que terminan en divisiones.

Recordemos años atrás, cuando Massa sale del kirchnerismo, diciendo que iba a enfrentar y a meter a todos los ñoquis de la Cámpora presos, y terminó siendo el socio aliado y necesario de ellos.

Creo que se vienen fracturas internas, creo que la oposición en ese sentido somos democráticos, somos republicanos, vamos a ser responsables a sostener para que este gobierno llegue al final de su mandato y por supuesto construir las propuestas, todo lo que tengamos que hacer, para que cuando dentro de dos años volvamos a ser gobierno poner en marcha el país.

Y, por supuesto, poner límites en los abusos, en los autoritarismos, en las violaciones a los derechos humanos, a la libertades individuales, que es lo que venimos pregonando durante estos dos años como oposición pero que no teníamos el número necesario en el Congreso, estoy hablando de lo nacional y de lo provincial, muchas veces para hacer frente.

Ahora, gracias a dios, lo que se percibe es que el kirchnerismo va a perder su mayoría en el Senado nacional, vamos a tener un numero interesante en Diputados, y esto nos va a permitir no solo hacer una oposición desde lo político, desde lo mediático, sino también en los abusos dentro del Congreso