En diálogo con Grupo La Provincia, la senadora provincial de Juntos por el Cambio, Lorena Petrovich, opinó sobre la polémica generada en torno al pedido de regreso a clases presenciales, las nuevas medidas restrictivas por la segunda ola de la pandemia, la postergación de las elecciones, y el posicionamiento del espacio opositor de cara a noviembre.

“Hoy la gente tiene miedo a morirse y eso pasa por la falta de información, la falta de vacunas, y porque no hay una dirigencia política que lleve paz al pueblo”, afirmó.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Petrovich

¿Qué lectura hace de la polémica generada en torno a la nueva suspensión de clases presenciales a raíz de la segunda ola de covid?

La situación epidemiológica del país es compleja, entendemos la gravedad, pero no por ello comprendemos el cierre de las aulas. Esto está analizado por profesionales, el mismo presidente de la Asociación de Pediatras de la provincia de Buenos Aires está anunciado que el foco de contagio no eran los chicos sino lase escuelas, donde se aplican los protocolos, se mantienen las burbujas, donde realmente se contiene y se da la necesidad del cuidado que amerita hoy el protocolo para enfrentar el covid.

En el caso de Amba, con el cierre que tuvimos en estos casi quince días que estamos culminando, no hubo una baja en la cantidad de contagios; por el contrario, subieron de manera muy importante con casos de extrema gravedad.

"La situación epidemiológica del país es compleja, entendemos la gravedad, pero no por ello comprendemos el cierre de las aulas"

No creo que sea la escuela el lugar que se tenga que cerrar como primera instancia. Sigo hablando de las ferias y las fiestas clandestinas, de los lugares físicos que están sin control y que complican la situación sanitaria. No creo que cerrar los lugares en los que se puede aplicar el mayor cuidado, los protocolos, como son las escuelas, hagan la diferencia.

Por otro lado, pocos están analizando qué es lo que pasa con esos niños. Un dato: Una historiadora que ha dado charlas en los medios nacionales sobre una investigación que realizó durante este año y medio que llevamos a travesando la pandemia, analizando el impacto sobre los chicos que no están yendo a la escuela, encontró que las denuncias por abuso sexual en menore bajaron casi el 30 por ciento. Esto no quiere decir que ese porcentaje mejoró, que hay menos abuso en menores, sino que esos chicos no pueden avisar lo que está ocurriendo en su casa porque no tienen donde hacerlo, porque dejaron de recurrir a la escuela, que era donde hablaban con el docente o manifestaban lo que les sucedía a través de un juego, por ejemplo.

No podemos dejar de pensar en cuántos chicos están sufriendo violencia, cuántos no comen en su casa y tienen que estar en la escuela. Cerrar las escuelas hoy no debe ser la primera medida a tomar, como lo está haciendo este gobierno.

"No creo que sea la escuela el lugar que se tenga que cerrar como primera instancia"

¿Cree que el gobierno desconoce estas cuestiones?

No sé si no quieren, no saben o no pueden. Lo cierto es que no buscan ayuda. Desde la oposición hemos ofrecido cientos de veces diálogo, mesas de debate, lugares donde podamos aportar nuestras ideas, referencias, datos. Pero eso no existió. En el gobierno de Kicillof no hay diálogo con la oposición.

Lo que sé es que los casos siguen incrementándose en la provincia de Buenos Aires, que sólo el 1,2 por ciento ha sido vacunado con la segunda dosis, que las vacunas no llegan, que el plan sanitario de la Provincia -si es que alguna vez lo hubo- falló, y a las pruebas me remito, como en municipios como el de Lanús, donde ofrecimos más de 200 responsables del área de Salud, más de 17 salas en condiciones para poder ser quienes los vacunen y lleven adelante estas prácticas y el gobierno bonaerense decidió hacerlo en cualquier lugar físico con pocos profesionales y más militantes políticos.

"No podemos dejar de pensar en cuántos chicos están sufriendo violencia, cuántos no comen en su casa y tienen que estar en la escuela"

Tenemos una mirada con una diferencia abismal, somos el agua y el aceite. Pero hoy, apuntando a lo más importante, que es la salud de los bonaerenses, creo que el gobierno provincial está en una situación sumamente compleja.

Respecto a la postergación de las elecciones, ¿qué postura tiene?

Llevo cinco años trabajando en la comisión de Reforma Política y son muchas las reformas a nivel electoral que se tienen que dar: boleta única, boleta papel, cuándo y cómo ir, son debates que se tienen que llevar a cabo.

Lo que sí hoy, hay un informe de la CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) que presenta a las elecciones en el mundo atravesadas por la pandemia. El mundo no dejó de ir a votar por el covid. Obviamente hay protocolos que aplicar, controles necesarios, reformas como la fecha de realización, que quizás sea necesaria, pero la elección en Argentina se tiene que dar porque el derecho al voto es esencial en un país donde vivimos épocas grises a las que no queremos volver, y que tanto las PASO como las generales, en este 2021 son necesarias para dirimir la política, que al fin y al cabo es le modelo de país que queremos.

"En el gobierno de Kicillof no hay diálogo con la oposición"

¿Cómo ve a Juntos por el Cambio de cara a las legislativas?  

En pleno desarrollo de trabajo, eligiendo a los mejores candidatos para los lugares a ocupar. Todavía no hay candidato definido en la provincia de Buenos Aires pero sí tenemos varios actores con os que uno puede tener más o menos cercanía pero hacen a los valores comunes del espacio.

También estamos tratando de consensuar en lo político una elección atípica, nunca tuvimos una pandemia así que no sé qué va a resultar de esto, pero me preocupa poco. Lo que me preocupa de la política no es la elección en sí, cómo trabajamos de cara a las PASO, sino la falta de información.

Hoy la gente tiene tres preocupaciones básicas: La primera, miedo a morirse -esto está estudiado- y eso pasa por la falta de información, por la falta de vacunas, y porque no hay una dirigencia política que lleve paz al pueblo.  La segunda preocupación es pensar qué van a comer o cómo van a subsistir este mes con la falta de ingresos, y a eso le sumamos que algunos no saben qué van a comer esta noche.

"El plan sanitario de la Provincia, si es que alguna vez lo hubo, falló"

Entonces me parece que hoy la política tiene que estar focalizada en darles respuestas inmediatas a los vecinos en esto. Y nosotros, siendo una oposición que a diferencia de lo que dice Kicillof, queremos ser una oposición responsable y constructiva, que siempre aportamos, debemos trabajar en buscar puntos en común.

Hoy el gobernador está más preocupado por llevar una elección a los números que a él le convengan, por dejar que la gente no tenga información, por meter miedo. Hoy muchos medios oficialistas meten mucho miedo y es una situación preocupante.

Sobre el armado de las listas, ¿quién cree que va a tener la lapicera en la tercera sección? ¿El Grupo Dorrego va a pedir su espacio?

Las posibilidades están abiertas para que todos los que quieran jugar lo hagan. Eso es sano para la política. La manera en cómo se llevan adelante las acciones es en donde nos podemos poner o no de acuerdo. Pero no tengo ninguna duda que el liderazgo de Néstor Grindetti va a ser que desde ese espacio, tanto de La Territorial como de cualquier estructura que se conforme y quiera ser parte de Juntos Por el Cambio, va a comprender cuál es el trabajo: el diálogo, el consenso, y buscar a los mejores candidatos