En diálogo con Grupo La Provincia, el senador provincial del Frente de Todos, Alfredo Fisher, opinó sobre la judicialización en torno al pedido de regreso a clases presenciales, la fecha de las PASO y el costo político del Frente de Todos de las decisiones tomadas ante la pandemia.

“Ni al presidente ni al gobernador les ha temblado el pulso para hacer lo que creen lo mejor para nuestra sociedad y nunca han tenido una mirada especulativa, como sí la oposición”, indicó.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Alfredo Fisher

¿Qué lectura hace de la judicialización generada en torno al pedido de regreso a clases presenciales en la provincia?

Como alguien que tiene una relación permanente con los problemas políticos que aquejan a nuestra provincia y a nuestro país estoy conmocionado por esta situación. Imagino también el grado de desasosiego que tendrá la mayoría de los argentinos en ver que desde los ámbitos a donde se esperarían lleguen las soluciones lo que llegan son más problemas.

Quisiera hacer un llamado a la reflexión a la oposición en el sentido de poder dominar esta sensación de que cualquier medio es posible de usarse para generar una ventaja política. Toda la humanidad estamos ante un gravísimo problema y si todos aquellos que tenemos alguna responsabilidad delegada por el resto, que somos los que hemos sido electos para algún cargo, no tenemos la capacidad de poner la situación de nuestra comunidad como primera premisa y no los intereses políticos partidarios estamos en un muy mal lugar.

"Imagino el grado de desasosiego que tendrá la mayoría de los argentinos al ver que desde los ámbitos a donde se esperarían lleguen las soluciones lo que llegan son más problemas"

Tampoco nos vamos a quitar responsabilidades desde el peronismo, pero tratando de ser lo más objetivo posible, está más que claro que esta situación que se da en la CABA es de un tono corrido de la realidad. No hay más que mirar a cada uno de los hospitales de nuestra provincia para saber claramente la situación extrema que tienen y a nadie se le puede ocurrir que cortar las clases presenciales es algo que pueda servir políticamente.

Lo que hizo el presidente, lo que está reclamando el sistema de salud bonaerense y el de CABA es que paremos la circulación durante quince días; no es posible buscar en este lugar de judicializar una rentabilidad política como lo está haciendo Cambiemos. Se ha llegado a un extremo en el que uno lo empieza a notar como increíble.

"A nadie se le puede ocurrir que cortar las clases presenciales es algo que pueda servir políticamente"

Hay que lograr desde el lado político el grado mínimo de consenso para establecer un camino en común en pos de pasar esta etapa que todavía aparenta no alcanzar el pico y hay muchísimos hospitales que están llegando al límite de su capacidad de atención.

Respecto al debate por la fecha de realización de las PASO, ¿qué postura tiene?

Si nos corremos de la pandemia, no es bueno modificar reglas electorales en los años electorales. Me ha tocado trabajar en muchos países como observador, monitoreando procesos electorales y en ese punto, todas las democracias tienen siempre un estrés especial, por lo que no es bueno hacerlo.

"Si no mejoramos la disponibilidad de camas en nuestros hospitales, vamos a tener que correr la fecha de nuestro proceso electoral"

Ahora bien, en este momento tenemos una situación absolutamente excepcional, entonces no podemos estar pensando que esa regla es inconmovible si está de por medio la salud de los argentinos, con lo cual, si no mejoramos sensiblemente los números de contagios, la disponibilidad de camas en nuestros hospitales, vamos a tener que correr la fecha de nuestro proceso electoral.

De cara a las legislativas, ¿cuánto cree que afectará al Frente de Todos el costo político de las medidas que han adoptado el presidente, Alberto Fernández, y el gobernador, Axel Kicillof, por la pandemia?

Lo que tengo claro, porque conozco de primera mano el compromiso del gobernador es que en ningún caso de las medidas muy difíciles que se han ido tomando se ha puesto en tela de juicio si esto va a modificar o va a beneficiar electoralmente a un gobierno.

Kicillof ha estado desde el primer momento de esta pandemia absorto con la salud y la vida de los bonaerenses. Seguramente también eso es lo que ha primado en cada una de las medidas del presidente, así que no nos preocupa.

"Las sociedades siempre, en el fondo, valoran positivamente cada actitud de los gobernantes que tienen la determinación de favorecer a las mayorías"

También creo que las sociedades siempre, en el fondo, en un lugar donde quizás no lo puede rescatar ningún encuestador, valoran positivamente cada actitud de los gobernantes que tienen la determinación de favorecer a las mayorías. Desde muy joven milito en un partido político que ha tenido siempre ese precepto: que cada una de las medidas que tomemos estén destinadas a favorecer a las mayorías y en esto que es la salud pública, un elemento que siempre ha caracterizado al peronismo, podemos abstraernos nuevamente de la pandemia y ver en los últimos años qué espacio político ha estado más cerca de la salud de los argentinos y darnos cuenta quién tiene las preocupaciones más grandes.

En esta situación particular, quedó demostrado nuevamente que estamos muy cerca de los padeceres de todos los argentinos y eso siempre es valorado positivamente pese a que en un principio alguna medida pueda parecer impopular. Pero ni al presidente ni al gobernador les ha temblado el pulso para hacer lo que creen lo mejor para nuestra sociedad y nunca han tenido una mirada especulativa. Eso lo está haciendo la oposición, que desde un lugar de poca responsabilidad de gestión hasta han presionado al jefe de Gobierno porteño para tomar medidas que seguramente en el futuro podrán afectarlo.

He sido intendente doce años. Quien no tiene responsabilidad de gestión puede imaginar o plantear situaciones destempladas, pero aquel que tiene la responsabilidad de la salud, de la vida de sus conciudadanos en la punta de su lapicera tiene que estar permanentemente ocupado con eso más allá de estar calculando si lo beneficia o no electoralmente