En diálogo con Grupo La Provincia, el diputado provincial de Juntos por el Cambio y ex subsecretario de Educación bonaerense, Sergio Siciliano, opinó sobre la polémica por la nueva suspensión de clases presenciales en distritos comprometidos con los contagios de covid, la decisión del Máximo Tribunal de Justicia en favor de la Ciudad de Buenos Aires y el posicionamiento de Juntos por el Cambio de cara a las legislativas. “La Corte dio un fallo ejemplar y significativo”, afirmó.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Sergio Siciliano

¿Qué lectura hace de la polémica generada en torno a la nueva suspensión de clases presenciales en distritos en Fase 2 a raíz de la segunda ola de covid que, en el caso de CABA, tuvo su fallo favorable de la Corte Suprema?

Somos testigos de algo anunciado, algo que era previsible. El gobierno nacional tomó decisiones por sobre las jurisdicciones cuando no era constitucional y, en este caso, la Corte dio un fallo ejemplar y significativo, priorizando temas como es la educación, que no es cualquier tema.

En este sentido, como bonaerense me duele que no haya pasado lo mismo en la provincia de Buenos Aires, que no se hayan defendido los intereses de los alumnos y los docentes como sí pasó en la Ciudad de Buenos Aires. Y lamentablemente se utiliza la pandemia para multiplicar el cierre de la actividad escolar.

"Se utiliza la pandemia para multiplicar el cierre de la actividad escolar"

¿Cree que los argumentos que da el gobierno bonaerense respecto a la incidencia del aumento de la circulación en el crecimiento de contagios no están justificados?

No lo digo yo: Lo dijo (el ministro de Educación de la Nación, Nicolás) Trotta, lo dijo (el ministro de Salud bonaerense, Daniel) Gollan, lo dijo (el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos) Bianco hace un par de semanas, lo dijo la ministra (de Salud nacional, Carla) Visotti; son los datos oficiales. 48 horas antes de que se suspendieran las clases en los distritos de la provincia de Buenos Aires, Gollan y Bianco, en conferencia de prensa, mostraban datos que avalaban esto.

Entonces, si los datos científicos y epidemiológicos demuestran que la escuela no es un foco de contagio, que en algunos distritos podía tener que ver la circulación, habría que haber atendido y resuelto ese tema y no suspender las clases. Y soy contundente en decir “suspender las clases” y no “la virtualidad” porque la virtualidad no es una opción para la mayoría de los chicos de los distritos que suspendieron.

Se deduce que tampoco considera que sirva el Programa ATR, de acompañamiento a los alumnos y revinculación, lanzado a fines del año pasado…

Eso sucede solamente en el imaginario de la ministra (Directora General de Cultura y Educación bonaerense, Agustina) Vila. En la vida real eso no pasa. Pueden ser buenas intenciones y buenos proyectos pero no suceden en la gestión. Quién puede estar en contra de que operadores, docentes, funcionarios del ministerio de Educación vayan a trabajar con los alumnos a la casa, sobre todo con aquellos que más lo necesitan. Es maravilloso y pedagógicamente irrefutable. Pero eso no pasa en la realidad.

"La virtualidad no es una opción para la mayoría de los chicos de los distritos que suspendieron las clases presenciales"

Basta hablarlo con los docentes, mamás y papás del territorio. Una cosa es una buena idea y otra una política pública implementada en un territorio tan complejo como el bonaerense.

Como ex subsecretario de Educación de la Provincia, ¿Qué cree que debería hacer el gobierno bonaerense con las clases en los municipios donde aumentan considerablemente los contagios?

Creo que había un montón de opciones antes de suspender las clases. Porque en algún momento, en función del clima, de los picos como se van dando, probablemente haya que tomar la decisión de interrumpir durante algún período las clases presenciales. Pero eso había que acotarlo al menor espacio posible. Si empezamos en abril con estas suspensiones, imaginensé cuando lleguen los mese más fríos del año, como junio y julio. ¿Vamos a estar nuevamente desde abril hasta septiembre para recuperar algún tipo de presencialidad?

Eso no es viable, no es bueno para los chicos, para la sociedad, para el futuro de la provincia. Se optó por una medida apresurada, no demasiado planificada, y esto va a traer sus consecuencias.

"¿Vamos a estar nuevamente desde abril hasta septiembre para recuperar algún tipo de presencialidad?"

Respecto a la postergación de las elecciones, ¿qué postura tiene?

Creo que es un debate que está dando la política y que está alejado de la agenda de la gente. Hoy ningún ciudadano piensa en qué va a pasar con las PASO. Al igual que cualquier elección, las primarias fortalecen y hacen efectiva la democracia. Correrlas un mes más o menos es una formalidad para cumplir. Hoy la agenda de la gente es otra y la política tiene que acompañar eso.

¿Y cómo ve posicionado a Juntos por el Cambio de cara a las legislativas?

Lo veo muy ben. Hay un equipo sólido y un espacio alternativo al oficialismo que por primera vez se ha mantenido unido después de una derrota como la de 2019, con muchos dirigentes conflictivos, y me parece que en vistas a cómo se han dado luego los resultados de la gestión de Kicillof la sociedad nos puede dar una nueva oportunidad asumiendo que podemos corregir errores, que hemos comprendido aquellas cosas en las que no hemos estado a la altura de las circunstancias.

"En vistas de cómo se han dado  los resultados de la gestión de Kicillof la sociedad nos puede dar una nueva oportunidad"

¿Cómo cree que va a estar la puja entre los partidos que componen Juntos por el Cambio en la quinta sección?

La quinta es una sección muy fuerte para Junto por el Cambio, donde la mayoría de los distritos son gobernador por intendentes que representan al espacio, con muchas chances en aquellos municipios que no gobernamos. Tenemos a un gran intendente como Guillermo Montenegro que, además, comanda el distrito que reúne a la mayor cantidad de población, tiene un peso específico en lo electoral, y es del PRO. También tenemos a Maximiliano Abad, que es ni más ni menos que el presidente de la UCR a nivel provincial. Somos cuatro diputados de la sección en el bloque de Juntos por el Cambio y tenemos un trabajo coordinado y sin diferencias partidarias.

Después, como en todo cierre de listas, hay pujas e intereses propios de la política pero que no generan ningún riesgo de ruptura. Hay un gran trabajo coordinado por parte de quienes son la cabeza de la sección.

"Como en todo cierre de listas, hay pujas e intereses propios de la política pero que no generan ningún riesgo de ruptura"

¿Cuánto cree que puede condicionar a la performance de Juntos por el Cambio la decisión de la ex gobernadora Vidal de presentarse como candidata?

No lo sé en términos personales; es una decisión que tiene que tomar ella. María Eugenia ha dejado en la Provincia un legado muy importante de un equipo y una fuerza política que puede dar la discusión independientemente de los personalismos. Como mujer, como primera fuerza política que ganó la provincia después de 28 años, María Eugenia demostró que se puede gobernar, que, al contrario de lo que se creía o algunos decían en campaña no es un patrimonio de los barones y varones sino que es una cuestión de cercanía con el ciudadano, y en eso hoy hay muchos dirigentes que la pueden encarnar, más allá de su legitimidad absoluta