Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con el senador bonaerense Omar Plaini. 

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Omar Plaini

-¿Cómo ve al Frente de Todos rumbo a las PASO del domingo?

Con mucha expectativa, siempre con esperanza de que podamos hacer una gran elección y obviamente aspiramos a ganar esta elección para ratificar el rumbo que tiene el gobierno nacional y las distintas provincias que están dentro del Frente también, incluida la provincia de Buenos Aires, por supuesto, la provincia más importante del país.

-¿Y cómo nota a la ciudadanía rumbo a las urnas?

Pareciera ser que todos los consultores coinciden, los que uno lee, escucha, uno mismo puede decir, que la pandemia ha golpeado muy fuerte y pareciera que esa voluntad que se expresa en cada acto eleccionario en nuestro país hoy estaría un poquito menguada en algunos ciudadanos y ciudadanas.

Si tomáramos como ejemplo las elecciones que ya tuvimos en algunas provincias indica que hubo una caída de la participación de los votantes no para preocuparse pero sí encender las luces de alarma. Hablan de un 10 o un 13 por ciento y eso no es un dato menor en un país donde el voto es obligatorio. Así que vamos a observar a ver qué sucede ahora en esta elección, cuál es el grado de participación que tienen los ciudadanos y las ciudadanas, esperando que sea el más alto posible, siempre.

-¿Cómo analiza la inclusión de dirigentes sindicales en la lista del Frente de Todos a nivel nacional?

A nivel nacional ha estado a la altura más o menos de lo que viene aconteciendo en los últimos años, esto es cierto, si bien uno aspira siempre a mucho más, porque obviamente si me tomo de las palabras inclusive de la propia vicepresidenta de la Nación, cuando en el acto en la Isla Maciel del programa “Hábitat” planteó que la política tenía que tener sustancia en la militancia, en la organización y en la representatividad. Y esas tres cosas en el campo sindical están. Primero porque las organizaciones sindicales son de carácter permanente, como decía nuestro creador Juan Perón; y en segundo lugar porque se da eso, territorialidad también dijo ella. Nosotros tenemos territorialidad, militancia, organización y representación. Son cuatro elementos fundamentales para aquellos que representamos algún colectivo.

Hubiéremos aspirado a más pero a nivel nacional creo que la representación es buena. Ahora, a nivel provincial estamos muy lejos de lo que aspiramos porque se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y la mitad de Senadores, estamos hablando entre ambas 64 legisladores y legisladoras que se renuevan, y nosotros desde el movimiento obrero organizado solamente tenemos un compañero, que bien merecido lo tiene por sus años y por su historia, que es Naldo Brunelli, que encabeza la lista de diputados en la segunda sección electoral. Después no tenemos a más nadie, con lo cual ahí la falta de representatividad es muy notoria.

La falta de representatividad del sindicalismo en las listas es muy notoria.

Pero creo que hay una cuenta no saldada, como digo siempre, del ’83 a esta parte entre el sector político nuestro, en particular hablo del peronismo, y el sector sindical. Aquella derrota nos marcó pareciera para siempre, cuando nos acusaron de ser los mariscales de la derrota y algunas calificaciones que vinieron después, nunca logramos resolverlo y me parece que ahí la política está en deuda con nosotros por estos cuatro elementos que nosotros tenemos y porque me parece que dentro de una comunidad organizada el sindicalismo es el factor más importante que tiene un país porque somos los que producimos, los que generamos la riqueza y porque además tenemos, como decía Perón, la organización sindical argentina ha logrado tal perfección que es el condominio del poder. Bueno, eso habría que repensarlo en la política muy profundamente y quizás nos debemos un debate bastante intenso al respecto.

-¿Qué sensación le dejó las declaraciones del ex presidente Mauricio Macri cuando dijo que Alberto Fernández es un “mentiroso serial”?

Yo no espero nada del ex presidente Macri, sinceramente. No espero absolutamente nada porque es un hombre que no solamente le mintió al país, le mintió al mundo, le mintió a sus seguidores. Yo no espero nada. No entro en eso porque me preocupa mucho más lo que hagamos nosotros, cómo recuperamos el mercado interno, cómo empezamos a recuperar la producción, el salario, el poder ejecutivo, poder salir a exportar al mundo. La verdad no soy de los que se preocupan por lo que dicen los adversarios, mucho menos me importaría lo que dicen los enemigos. Él es un aliado de los verdaderos enemigos, que es la concentración, un capitalismo depredador y financiero que es muy preocupante para el mundo. Estamos en democracia, en democracia cualquiera puede decir lo que quiere pero después hay que atenerse a las consecuencias. Toda acción tiene una reacción, siempre en el marco de la democracia, tiene que ser como corresponde.

No espero absolutamente nada del ex presidente Macri porque es un hombre que no solamente le mintió al país, le mintió al mundo, le mintió a sus seguidores.

-¿Qué mensaje le deja a los electores de cara al domingo?

Que votemos con esperanza, que votemos con la fe que nos ha dado el peronismo. Que el único que puede sacar adelante esto es el peronismo. Si bien hoy somos una coalición de partidos políticos numerosa pero la centralidad la tiene el peronismo, y es el peronismo el que a mediados del siglo pasado transformó un país agro ganadero en un país industrial y esa es la senda que hay que retomar, que la retomó Néstor Kirchner a principios de este siglo, en 2003, cuando él volvió a instalar en la Argentina millones de puestos de trabajo, lo continuó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, por lo tanto hay que recuperar eso: la fe, la creencia de que solo el trabajo dignifica y que el hombre debe producir por lo menos lo que consume.

Hacia eso apuntamos desde el sindicalismo y que vayamos a votar con mucha fe, con mucha esperanza, Argentina tiene que salir, tiene todo para salir. Hay dos modelos en puja: el que representa precisamente el ingeniero Macri, que es el modelo del salvase quién pueda, y el modelo nuestro que es un modelo colectivo, de solidaridad, donde salimos en conjunto y no individualmente. Eso es lo que está en puja y lo que se vota. En realidad, se vota a los candidatos y las candidatas, pero esos candidatos y candidatas definen estos modelos después en los ámbitos legislativos