En diálogo con Grupo La Provincia, el senador provincial de Juntos por el Cambio, Lucas Fiorini, se refirió a la suspensión de la presencialidad de las clases ante la segunda ola, las medidas que vienen tomando el gobierno nacional y provincial y la posibilidad de mover la fecha de las elecciones primarias.

 

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Lucas Fiorini

¿Por qué decidió presentar junto a otros pares del bloque un proyecto pidiendo que se declare a la educación presencial como servicio esencial en la provincia de Buenos Aires?

Como todo en la política hay que saber contextualizarlo. Nosotros creemos que la educación es fundamental, ya que se trata de una herramienta que permite de manera concreta la igualdad de oportunidades como ninguna otra. Por eso debemos intentar que la educación sea lo mejor posible y estar muy atentos a las condiciones que permitan que llegue mejor, sobre todo a los sectores que más la necesitan, los más vulnerables, que, lamentablemente en la provincia de Buenos Aires son muy amplios.

La evidencia muestra que es mucho mejor la educación presencial que la virtual. Acá no estamos haciendo una crítica al esfuerzo de los docentes, que es muy grande y muchas veces mayor con la virtualidad, sino de los resultados para los alumnos. Aproximadamente, un alumno aprende entre el 70 y el 80 por ciento de lo que aprende de manera presencial cuando lo hace virtualmente.

"Acá no estamos haciendo una crítica al esfuerzo de los docentes, que es muy grande y muchas veces mayor con la virtualidad, sino de los resultados para los alumnos"

Por otro lado, todos sabemos que los sectores más afectados con la virtualidad son aquellos que tienen más inconvenientes para acceder a la misma. Y cuando a esto lo cruzamos con la deserción que ha habido, es muy preocupante.

Además, partimos de un mal piso que es haber tenido el año pasado una cuarentena tomada por el Ejecutivo nacional y provincial de una manera demasiado liviana, en el sentido de que fue generalizada y demasiado extensa. En octubre lo único que teníamos cerrado eran las clases; todo el resto parecía casi normal. Para los que es importante la visión de la educación, las escuelas son lo último que se debe cerrar y lo primero que tiene que abrirse. Siempre, cuanto más tiempo está abierta una escuela, mejor. Como bien dijo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “el aula más peligrosa es la que está cerrada” y esto es así.

Contextualizo porque sino la discusión se pone en términos de grieta y de tratar de tirarle al otro cuestiones que no hacen a la construcción común. Creo que la política siempre tiene que analizar el contexto y la realidad y nosotros venimos de un contexto educacional muy malo para un objetivo primordial que es en una situación difícil intentar integrar a todos los menores en etapa educativa. En este marco es que para nosotros es necesaria la esencialidad de la educación para asegurarla en lo que viene.

"La cuarentena del año pasado fue generalizada y demasiado extensa"

Este análisis hay que hacerlo siempre con las variantes de objetivo -relacionada a la primacía de la educación- pero también el contexto. Obviamente que si la situación epidemiológica se pone muy complicada posiblemente llegue esa última decisión que tiene que ser algún tipo de restricción más fuerte. Pero esa tiene que ser la última decisión luego de un estudio pormenorizado de la situación, cuidando la educación.

¿Respecto al resto de las medidas que han venido tomando los gobiernos nacional y provincial en esta segunda ola de la pandemia qué opina?

Siempre he sido muy prudente respecto a las decisiones que tienen que tomar los Ejecutivos en una situación tan difícil como esta. Obviamente que tienen que tener racionalidad. Creo que el problema más grande que tenemos es que como las medidas en general fueron demasiado extensas para una situación que, en ese momento, no era tan grave, ahora se hace más difícil volver a tomar medidas necesarias porque “el colchón” que le queda a la gente es muy limitado o ninguno.

¿Cómo hacés ahora para tomar medidas drásticas cuando la economía necesita también despegarse? Si no se pone en contexto esto, el análisis no se puede hacer completo. Acá lo que arrancó muy bien sentándose, dialogando, cuando empezó la pandemia, derivó después por parte, sobretodo, del Ejecutivo nacional en un “cortarse solo” y querer hacer política de una decisión que tendría que haber sido conjunta.

"¿Cómo hacés ahora para tomar medidas drásticas cuando la economía necesita también despegarse?"

Hoy lo que estamos viendo es que cuando se rompe el mecanismo del diálogo, del consenso, en medidas tan difíciles, sobreabundan dos cosas: las medidas que no se deben tomar y las críticas excesivas. Creo que hay que ir evaluando las medidas a tomar y hay que hacerlo en un marco de diálogo y unidad nacional que hoy no veo. Por eso destaco la decisión de Larreta de dejar abierta la puerta a dialogar y a tomar medidas conjuntas, que creo sería lo ideal.

Sobre el debate por la fecha de realización de las PASO, ¿qué postura tiene?

Me parece razonable. Una cosa es la restricción de la participación popular y de la democracia, que significaría una suspensión de las PASO como se ha planteado, y otra postergar uno o dos meses las fechas de las elecciones porque las primarias pueden caer en agosto, que de por sí es un mes vinculado a las complicaciones de enfermedades del invierno, y puede agravar los contagios