En diálogo con Grupo La Provincia,el secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), Pablo Abramovich, se refirió al anteproyecto de ley que presentaron en la Legislatura para regular las negociaciones colectivas en el ámbito del Poder Judicial y opinó del adelanto del aumento salarial anunciado por el gobernador Axel Kicillof.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Pablo Abramovich

Presentaron en la Legislatura bonaerense un anteproyecto de ley para regular las negociaciones colectivas en el ámbito del Poder Judicial…

Hoy en la Argentina y en el mundo el régimen habitual para determinar las condiciones laborales de determinado colectivo de trabajadores y trabajadoras es uno por el cual se sientan empleadores y sindicatos a acordar esas normas que regulen las condiciones de trabajo. Eso es algo que no ocurre en el Poder Judicial pese a que está previsto en la Constitución de la Provincia desde 1994 y ordenado en convenios internacionales de la OIT que la Argentina está obligada a cumplir.

"La Corte no quieren sentarse a discutir el régimen laboral y prefiere imponerlo como si fuera una lógica laboral del Siglo XIX"

Esto que ocurre en el Poder Judicial de la provincia no es exclusivo de la provincia de Buenos Aires, sino que pasa en la gran mayoría de las jurisdicciones y tiene que ver con que los poderes judiciales todavía tienen una lógica de gestión, de toma de decisiones, que no se ha modernizado, democratizado. Se resisten a aceptar que las condiciones de trabajo de los y las judiciales se tienen que discutir con los sindicatos. Entonces dictan acordadas, resoluciones, de manera unilateral, imponiendo esas condiciones con el criterio del empleador. Esto es lo que se pretende subsanar.

El poder Judicial en la provincia es el último sector del Estado en el que falta regular este régimen de negociación colectiva. Por eso presentamos este anteproyecto, para que la Legislatura bonaerense se ponga a debatir ese régimen de negociación colectiva, poniendo fin a muchos años de una deuda de la democracia, no sólo con los trabajadores y trabajadoras, sino con el conjunto de la ciudadanía, porque eso tiene consecuencias directas en la capacidad de respuesta del Poder Judicial a la demanda de justicia de la ciudadanía.

"El poder Judicial en la provincia es el último sector del Estado en el que falta regular este régimen de negociación colectiva"

Si vos tenés trabajadores mal pagos, que no están capacitados, agotados por tener una sobrecarga de trabajo enorme o enfermos porque están quemados por la demanda que tienen en sus lugares de trabajo, eso repercute directamente en la capacidad de respuesta del Poder Judicial. Es decir, el tiempo de los procesos y la calidad de respuesta, que esté a la altura de las circunstancias.

¿Hay algún legislador, legisladora o grupo de ellos que se haya hecho eco de esta presentación?

Estamos empezando con conversaciones. Esto no es un proceso que se inicia hoy sino de décadas. Hay Ejecutivos que han tomado la iniciativa, como el último gobierno de Scioli, y siempre el avance de estos proyectos se vio obstaculizado por una posición muy dura de la Suprema Corte de la Provincia, con diferentes integraciones, ahora también.

No quieren que tengamos un poder judicial con relaciones laborales democráticas, no quieren sentarse a discutir el régimen laboral y prefieren imponerlo como si fuera una lógica laboral del Siglo XIX, y lamentablemente, siempre se ha impuesto esta especie de veto de la Corte provincial.

"Luego de casi cinco años de caída salarial, es necesario tener aumentos salariales muy por encima de la inflación para empezar a recuperar ese poder adquisitivo perdido"

Nosotros ahora trabajamos con el ministerio de Trabajo durante un año y medio, se la ha convocado a la Corte a sentarse a discutir proyectos pero se ha negado sistemáticamente. Ahora estamos intentando acelerar los tiempos. Si la corte se quiere sentar a discutir la iniciativa en la Legislatura será bienvenida.

¿Cómo recibieron el anuncio del gobernador Axel Kicillof del adelanto del 8 por ciento del aumento salarial previsto para septiembre y la reapertura de paritarias en agosto?

Para nosotros el anuncio es positivo porque da cuenta de un reclamo que veníamos haciendo los gremios en esos dos aspectos. Hubiéramos querido que el porcentaje de aumento a julio sea más grande porque estamos dos puntos arriba de la inflación -llega al 31 por ciento- y el reclamo que venimos haciendo a esta gestión tiene que ver con que luego de casi cinco años de caída salarial, es necesario tener aumentos salariales muy por encima de la inflación para empezar a recuperar ese poder adquisitivo perdido. Esta es la expectativa que tenemos para el mes de agosto