En un segundo tramo de una charla con GLP, el alcalde de Chivicloy, Guillermo Britos, habló de las elecciones, del vínculo entre oposición y oficialismo, del vecinalismo y de su postura en torno a la pandemia.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Guillermo Britos

-¿Qué opina sobre la posible reprogramación de fecha de las elecciones?

Estoy a favor de cualquier postergación e incluso de que las PASO no se realicen. Hoy hablar de elecciones en agosto sería un tremendo disparate. Es inimaginable empezar una campaña electoral en junio cuando sin dudas será el peor momento ¿Qué campaña se podría hacer si no se pueden hacer actos, no se puede visitar vecinos?

“Las PASO no se deberían realizar, son elecciones que han quedado como una gran encuesta que no tienen ninguna validez porque no definen candidatos”

Son contados los casos donde, en este último tiempo, las PASO han definido algún candidato. Creo que, el último que recuerdo, es el de Aníbal Fernández y Julián Domínguez en la Provincia. No hubo otra elección PASO de ese nivel en los últimos años. Hoy el gasto que generan sería necesario para obras de salud.

Aparte con el momento complicado que se vivirá en el invierno, esto nos impone a los políticos cuidar las vidas, los fondos que se gastan. Además si queremos evitar la aglomeración de personas podríamos usar la boleta única de papel, para evitar el reparto de boleta y tanto movimiento.

El que accede a un cargo ingresa el 10 de diciembre y uno es responsable de pagar cosas que hizo otra gestión. Sería importante que los cambios de gestión se hagan el 1 de enero, podríamos aprovechar hacer esto ya que estamos en una situación epidemiológica complicada y hacer las elecciones PASO a fines de septiembre y las generales en noviembre. Y hacer el recambio el 1 de enero y dejarlo fijo para que los que ingresan sean responsables por su año calendario.

-¿Cree que el oficialismo y la oposición podrían ponerse de acuerdo para elaborar un proyecto de ley en ese sentido y aprobarlo en el Congreso de la Nación?

No, lamentablemente no porque acá todos se fijan en lo que hace el otro. No se fijan en lo que conviene o hace falta. Se ponen en contra de lo que dijo el otro. Los que estamos afuera de esa grieta somos los que podemos ver con claridad qué es lo que conviene.

¿A JxC les conviene que haya PASO? Si ellos lo ven fríamente no les conviene porque en una elección PASO donde al gobierno le vaya mal, éste intentará por todos los medios generar mayor adhesión de la comunidad durante esos días que hay entre las PASO y las generales, a fines de tener mayor porcentaje de votos. En cambio, si tenés una sola elección, no tenés tiempo de recuperarte. Ahora como el gobierno planteó suspender las PASO, JxC está en contra por el solo hecho de estar en contra. Y al revés pasa lo mismo. Los dos buscan cuestionar y ponerse en contra de lo que diga el otro. En un año de pandemia hay que ponerse de acuerdo para resolver problemas, no para seguir complicándolos. Hay que dejar de lado la grieta.

-¿Cómo viene el armado en Buenos Aires Primero, el espacio vecinalista?

He decidido alejarme de toda situación partidaria y electoral porque los vecinos de Chivilcoy merecen que el intendente y su equipo de gobierno estén abocados 100% a la pandemia. No sé cuándo serán las elecciones, ni sé quiénes estarán preparados para competir pero yo he decidido quedarme al margen.

-¿Hasta 2023 su gestión no buscará validar legislativamente?

Mi espacio va a presentar candidatos pero yo estaré afuera de cualquier situación electoral y partidaria mientras dure la pandemia. Mis concejales, quienes quieran ser reelectos, se presentarán. Sería suicida no tener concejales los dos últimos años de mandato.

-¿Sigue teniendo contacto con sus pares vecinalistas y presentando cuestiones en conjunto ante la Provincia?

Es muy difícil la relación con la Provincia. He decidido no hacer críticas y tratar de apoyar hasta que termine la pandemia. Más allá del apoyo que nosotros les dimos al gobernador y ministros, no hemos tenido una devolución favorable