El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, manifestó que entre las prioridades macro en estos primeros 100 días se ha hemos decidido “como primera cuestión la nutricional y alimentaria, que ya estamos trabajando en el programa nacional ‘Argentina Contra el Hambre’”.

“El segundo tema es el sarampión, en donde vamos a estar implementando el operativo ‘Casa por casa, barrio por barrio’, para erradicar la circulación del virus. La otra prioridad son los medicamentos: la gente no está pudiendo acceder a los mismos. En aproximadamente 45 días vamos a tener las cajas del programa ‘Remediar’ fortalecidas, más grandes de las que teníamos en el 2015. Estamos levantando la producción del laboratorio Instituto Tomás Perón, que estaba en su 8% de producción”, añadió.

“El cuarto tema es el dengue y su prevención. Hay que trabajar fuertemente en aquellos sitios en donde el mosquito se cría. También se está trabajando en las cuestiones ya más estructurales. Tuvimos un Encuentro Regional de Salud con todos los intendentes de la región XI, en donde empezamos a diseñar un modelo sanitario para la Provincia, que integre todos los servicios de salud, ya sean municipales, provinciales y nacionales, en una gran red de servicios”, subrayó.

Por otro lado, Gollán dijo que al asumir el Gobierno se encontraron “desde el punto de vista financiero, una situación de una deuda consolidada del Ministerio de 6 mil millones con prestadores y proveedores, algunos de los cuales no cobraban desde hace unos 7 u 8 meses. La mayoría ya dejó de cobrar en agosto, cuando se suspendieron todos los pagos. A esto se suma que el programa Incluir Salud tiene una deuda de alrededor de 2 mil millones de pesos. Estoy hablando de prestadores de diálisis, de rehabilitación, transportistas, sin cobrar meses”.

“Encontramos una situación crítica porque había proveedores de insumo hospitalarios que no podían entregar más. Tuvimos que empezar a poner esto en orden. Por otro lado, sanitariamente encontramos una provincia con muchos problemas: brote de sarampión con 88 casos, 400% de aumento de sífilis en tres años, se cayeron todos los programas de prevención y promoción de la salud, dejaron de repartir preservativos, no hubo más programas de leche y encontramos una situación nutricional tremenda en donde el 80% de los chicos en la provincia no están comiendo bien”, completó