Mario Braudy, actual pareja de Verónica Ojeda, madre de Dieguito Fernando, el último hijo reconocido de Diego Armando Maradona, aseguró hoy que la muerte del astro futbolístico "era evitable", mientras que confirmó que el exfutbolista de 60 años sufrió un golpe en la cabeza días antes de su fallecimiento.

"El lunes anterior al fallecimiento la llamaron a Verónica porque Diego estaba en la cama y quería verla. En la casa del barrio San Andrés, ella se encuentra solamente al custodio y a la enferma del fin de semana, nada más", graficó Baudry, que se presentó como abogado para representar los derechos de Dieguito Fernando en el caso.

En declaraciones a la prensa, Braudy apuntó directamente contra el médico personal Leopoldo Luque, que se presentó este lunes ante la Fiscalía de San Isidro espontáneamente, aunque todavía no está imputado formamente en la causa por "homicidio culposo".

"A Luque lo considero una buena persona. Puedo tener la mejor Ferrari del mundo, pero si se la doy a manejar a un chico de 5 años, tengo un problema", lanzó la actual pareja de Ojeda. DP/CJ NA