El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y la presidenta de AYSA, Malena Galmarini, se reunieron con el objetivo de abordar la agenda de trabajo conjunta de la Gobernación y el organismo en barrios populares de la provincia de Buenos Aires.

Bianco estuvo acompañado por la directora ejecutiva del Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU), Romina Barrios, y el director ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS), Juan Brardinelli.

Podés ver:

FALTA POCO MÁS DE 99.999 MILLONES DE AÑOS PARA QUE SE EXTINGA EL SISTEMA SOLAR

Durante el encuentro se abordaron las obras que realizará el OPISU en barrios populares y que contarán con obras de AYSA para la provisión de servicios de agua potable y cloacas. "Como desde el inicio de la gestión venimos trabajando articuladamente con distintas instancias del Gobierno nacional para llevar soluciones a las y los bonaerenses. En esta reunión llegamos a definiciones importantes que van a permitir que más habitantes de nuestra provincia accedan a un hábitat más justo y gocen del derecho básico al agua", afirmó Bianco.

Por su parte, Galmarini aseguró: "Nos encontramos con el Jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carli Bianco, el OPISU y el OPDS para planificar obras en conjunto que no son para nada simples, pero requieren de nuestro mayor compromiso. Llevar agua potable y saneamiento cloacal a los barrios vulnerables del área de concesión no es una obligación legal que tiene la empresa, sino una urgencia ética y moral, de derechos humanos. Que estos servicios tan esenciales puedan llegar a aquellos lugares donde al Estado le cuesta más llegar es la principal prioridad de un gobierno como el nuestro". MG/OM NA