Durante el acto, el intendente Mussi expresó: “Esto es un empujoncito, un reconocimiento al esfuerzo de los delegados, las instituciones y sus presidentes, año tras año, por estar cerca de los chicos y chicas, y protegerlos. Les agradezco mucho, son un factor importantísimo. Sin ellos no sería posible el Evita”.

Y agregó: “Queremos sostener los Campeonatos Evita y Evita Capitana, así prevenimos, alejamos a los chicos y chicas de los peligros, tal como los cuidan también sus familias. Agradecemos a quienes cuidan la disciplina, que no agreden y no pelean. Este es un torneo gratuito que se mantiene desde hace 35 años gracias a la gente. Estos subsidios y este material deportivo son una ayuda para los clubes de Berazategui, para seguir sosteniendo estos campeonatos”, concluyó el Jefe comunal.

Por su parte, María Laura Lacava remarcó que en Berazategui, “el propósito del campeonato es que los niños y niñas se encuentren a jugar en forma pacífica. Les pido que los y las protejamos, y sostengamos estos torneos que tanto valor institucional han obtenido y que son de todos. Hoy recibieron los reglamentos que establecen qué cosas pueden o no hacer en un campeonato infantil, para funcionar de manera ordenada”.

El Campeonato Municipal de Fútbol Infantil Evita lleva disputándose 35 años de manera ininterrumpida. Congrega, aproximadamente, a 7000 jugadores de 6 a 15 años. Su edición 2023 comenzará a disputarse este mes. En tanto, el año pasado se creó el Torneo Municipal Evita Capitana -de fútbol femenino-, que involucra a cerca de 1800 niñas y adolescentes, y que dará el puntapié inicial en abril