[gallery size="full" ids="355948,355947,355949"]

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Carlos Rodríguez Lobería

Tras las PASO, el candidato a intendente del Frente de Todos en Lobería, Carlos Rodríguez, analizó el escenario electoral. En diálogo con Grupo LA PROVINCIA, analizó la actualidad del distrito comando hoy por el jefe comunal, Juan José Fioramonti, de Juntos por el cambio. Además, se mostró esperanzado de cara a las elecciones de octubre próximo.

-¿Cómo se encuentra la ciudad en el contexto nacional y provincial y cómo evalúa la gestión municipal actual?

Lobería no escapa a toda la problemática que está teniendo la Provincia. Fundamentalmente, el peor de los problemas es el trabajo, las fuentes de empleo. El enfriamiento de la economía ha golpeado muy fuerte a las ciudades y a los pueblos agrícolas ganaderos. Se acumula el frío de la economía con el compás de espera que tienen la siembra y la cosecha. Estamos pasando por un momento bastante difícil, el campo no absorbe nada de mano de obra y al no ser una ciudad o un pueblo industrializado sufrimos muchísimo esta espera, que se va a ser bastante larga de aquí a los momentos en que el producto empiece de nuevo a reactivarse.

-¿Cuáles piensa que van a ser los desafíos más importantes para una próxima gestión municipal?

Nuestro proyecto en la Provincia y en la Nación es inyectar dinero en el consumo interno, en el mercado interno para reactivar la economía y poner en marcha la rueda de la producción. En realidad, si los bancos prestan dinero a los valores y a los intereses que están prestando hoy, es imposible movilizar ese sector interno que es la cuestión social.

Fundamentalmente, todo el mundo llega a la municipalidad con un problema y llega un momento que el presupuesto municipal se va a haber agotado y esas cuestiones son las que nosotros estamos experimentando, ya lo hemos vivido en otro momento cuando Procrear daba trabajo a la construcción, había movimiento y el pueblo empezaba a tener otra actividad y hoy por hoy todo eso está muy reducido y parado. El momento está muy complicado esperemos que la gente se incline por este proyecto que es movilizante, que apunta a la producción y al consumo interno. Tenemos todas las expectativas puestas en que en una correlación nacional, provincial y municipal podamos agilizar todos los proyectos que a nivel nacional y provincial nuestros compañeros nos permitan gestionar.

-¿Qué conclusiones puede sacar respecto a los resultados obtenidos en las PASO?

Es un momento muy especial para el Frente de Todos porque vemos que la responsabilidad la gente la ha volcado sobre nuestro espacio y eso es complejo en el sentido de que todavía no somos gobierno, esto fue una PASO y de pronto algunos medios o desde la política a nivel nacional tratan de tirar la responsabilidad de aquí a las elecciones al Frente de Todos.

En realidad, nosotros lo que tratamos es de armar todos los proyectos posibles para que una vez instalados en el gobierno a partir del 10 de diciembre esto puede tomar otro camino. Cada vez que lo escuchamos a Macri reafirmar el modelo nos ponemos de muy mal humor, porque nos van a dejar un camino bastante sinuoso, complejo. Pero, la gente ha cobrado esperanza mirando que hay un candidato a presidente como Alberto Fernández que está dando una luz de esperanza y no lo que genera hoy por hoy cada vez que aparece el actual presidente