Los surtidores de las estaciones de servicio amanecieron con un cambio en los valores de los combustibles, que si bien en las primeras en efectivizarlo fueron las correspondientes a Axion Energy, se espera que en los próximos días el resto de las empresas repliquen el método.

El promedio del incremento es de un 5% en promedio entre las diferentes variedades del producto. Por ejemplo, la nafta súper, que es una de las que menos subió, con un 4%, pasó de $27,27 a $28,40; mientras que la premium alcanzó los $32,22.

Este mes, el comercio de los combustibles alcanzó su pico más alto.

Por su parte, el diésel común aumentó un 5,48%, es decir, que cuando antes costaba $22,76, ahora saldrá $24,01. Y el diésel premium, que antes salía $24,60 pasó a $27,61. Cabe destacar que el Gobierno había anunciado que los valores se modificarían según el comercio internacional del producto, es decir que quedaba librado al librecomercio, que este mes alcanzó su pico más alto.

"Los precios de los combustibles dependen exclusivamente del precio del petróleo, del dólar, los impuestos y de los biocombustibles. Cuando analizás cada una de esas variables, tuvimos aumento del dólar, del petróleo, del precio biodiesel y del etanol. Esas variables te dicen que es necesario un nuevo ajuste de precios. El último se produjo un mes y medio atrás “, informó el titular de la cadena Shell, Teófilo Lacroze