Los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli apelaron el procesamiento de Paolo Rocca, CEO de Techint, solicitando así que el empresario sea detenido por formar, presuntamente, una asociación ilícita y pago de coimas durante el Gobierno kirchnerista y que fue develado en los Cuadernos K.

Además, solicitaron la detención del ex jefe de Gabinete Juan Abal Medina, su secretario Martín Larraburu y los empresarios Rubén Aranda y Alberto Padoán, considerando que a todos ellos les corresponde una situación similar al resto de los imputados en la causa.

También solicitan la detención de los ex funcionarios Abal Medina y su secretario Martín Larraburu.

Según los argumentos de los fiscales, los ex funcionarios y empresarios mencionados “convergieron junto a funcionarios públicos del más alto nivel en la perpetración de un emprendimiento criminal complejo, ideado, planificado y ejecutado, como señaló el juez, con el objeto de recaudar dinero ilegal con el fin de enriquecerse ilegalmente y de utilizar parte de esos fondos en la comisión de otros delitos”.

Para más información, visite INICIO.