El diputado y ex gobernador bonaerense Felipe Solá cuestionó hoy el apoyo que jefe del Frente Renovador Sergio Massa y la diputada nacional Graciela Camaño brindaron al fiscal federal Carlos Stornelli, y consideró que los dirigentes de FR "priorizaron la amistad a la justicia".

"Ponen las viejas amistades por delante de la justicia y la verdad", dijo Solá en diálogo con AM 530, y agregó que en el caso de Camaño lo sorprende "más, ya que ella sabe muy bien de que se trata y conoce los límites jurídicos".

Para Solá, con ese apoyo, los dirigentes del FR "prefieren pagar el costo político" y consideró que "esa una mancha que no saca ningún tintorero",

Tanto Massa como Camaño salieron en los últimos días a respaldar al fiscal Stornelli por la causa que lleva adelante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. Por otra parte, el diputado fue consultado sobre las declaraciones del presidente Mauricio Macri, quien ayer arengó a sus funcionarios y les dijo que está "caliente por las mentiras".

"Ponen las viejas amistades por delante de la justicia y la verdad", Felipe Solá.

"Yo estoy caliente por lo que han hecho por la Argentina, como millones de personas lo están. Durante mucho tiempo ha sido casi imposible no hablar indignado, pero como yo busco ampliar los votos del peronismo opositor, es mala consejera la indignación", indicó.

También cuestionó la intervención del Presidente durante el discurso que pronunció el 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa, y dijo que lo "hizo acordar al ex presidente de la Alianza, Fernando De la Rúa". (Télam)