El empresario Lázaro Báez, su ex contador Daniel Pérez Gadín y su ex abogado Jorge Chueco seguirán detenidos mientras se desarrolle el juicio oral por lavado de dinero, en la llamada "ruta del dinero K", por decisión de la Cámara Federal de Casación Penal.

El máximo tribunal penal del país rechazó pedidos de las defensas para que se revise la decisión del Tribunal Oral Federal 4, que actualmente los juzga y que les negó la excarcelación, según la resolución a la que accedió Télam.

Los camaristas Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo rechazaron recursos de las defensas y quedó firme así la prórroga de la prisión preventiva que el Tribunal dispuso para los tres detenidos.

En el caso del dueño de Austral Construcciones, el 5 de abril último se le impuso una prórroga de ocho meses a la prisión preventiva que cumple desde que quedó preso.

"La defensa no ha logrado demostrar la existencia de un agravio federal debidamente fundado, toda vez que no ha logrado controvertir las circunstancias concretas del caso" y

que llevaron a rechazar la excarcelación a Báez, se sostuvo en el fallo de Casación.

Entre ellas, se aludió a "la existencia de riesgos procesales y el estado actual de la causa", que es juzgada en debate oral.

Báez y sus cuatro hijos, además de Chueco, Pérez Gadín y otros procesados, son juzgados por presuntas maniobras de lavado de dinero, obtenido según la acusación de manera ilícita a través de delitos con la obra pública en Santa Cruz en el kirchnerismo

Además, el empresario comenzó a ser juzgado hace dos semanas en otro debate oral junto a la ex presidenta Cristina Kirchner y al también detenido ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, por supuesta asociación ilícita a raíz del direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de empresas vinculadas a Báez en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.(Télam)