Luego de que se diera a conocer que los legisladores Pablo Ansaloni, Beatriz Ávila y Antonio Carambia, que pertenecían al bloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados de la Nación,ahora pertenecerán al bloque que conformó el kirchnerismo, que será presidido por el hijo de la vicepresidenta electa, el aún oficialismo fustigó la decisión.

Sin embargo, del otro lado no tardaron en responderle. El propio Sergio Massa, elegido como presidente de la Cámara de Diputados, afirmó que su "obligación, desde el día de hoy, es trabajar con los 257 diputados y quisiera hacerle una pequeña aclaración. Esos diputados son de alianzas con partidos provinciales que hizo el Frente Cambiemos, que hoy no existe más".

Cabe recordar que el presidente Macri, a través de las redes sociales, afirmó que los legisladores eran "traidores" y les exigió que "devuelvan sus bancas". Al respecto, el titular del Frente Renovador expresó: "La polémica se produce, básicamente, por la intolerancia del presidente que se cree dueño de la voluntad de las personas. Funciona como un patroncito de estancia, pero tiene que entender que la democracia, las personas y los dirigentes tienen autonomía en las decisiones".

"Pichetto entró por la boleta del PJ, fue su candidato a vice, no renunció a la banca y no vi este escándalo. Macri tiene un doble estándar para todo. Para tratar a los empresarios eléctricos, cuando se trata de Nicolás Caputo le da el negocio del spot eléctrico, cuando son empresas provinciales las perjudica en CAMMESA", sentenció el ahora presidente de la Cámara de Diputados de la Nación